Gremios de la CGT descartan una reapertura generalizada de paritarias en el corto plazo

Gremios de la CGT descartan una reapertura generalizada de paritarias en el corto plazo

Creen que si se confirma la tendencia a la baja de la inflación solo se renovarán los acuerdos semestrales y pedirán bonos de fin de año. Quieren subas para sectores vulnerables

Mientras observan de reojo el desenlace del conflicto salarial docente que escalará el viernes con un nuevo paro nacional, los principales gremios de la flamante CGT reunificada siguen con atención la evolución de la inflación y los indicadores de empleo, aunque descartan en lo inmediato un escenario generalizado de reapertura de las discusiones paritarias en el sector privado. Si bien admiten un retroceso del poder de compra de los salarios, sospechan que la desaceleración de precios registrada en agosto por efecto de la caída de la actividad se replicará en septiembre y que en ese marco solo reabrirán sus negociaciones aquellos gremios que cerraron acuerdos semestrales, en tanto que otros sindicatos buscarán compensar el deterioro de sus sueldos mediante algún suplemento salarial de fin de año.

"No vemos un escenario de reapertura generalizada", afirmó un importante referente de la nueva conducción cegetista, en tanto otros cinco dirigentes de la central coincidieron en el mismo pronóstico al menos en el corto plazo. En líneas generales esa opinión coincidió con la postura que sustentó el Gobierno en los últimos días, a través de varios ministros, al enfatizar que no existen condiciones objetivas que justifiquen la renegociación de los convenios.

Es "muy posible" que se confirme en septiembre la tendencia de desaceleración de la inflación "por impacto de la recesión y el menor consumo", situación que sumada a la inquietud por la caída del empleo "va a descomprimir la presión por aumentos salariales", razonó un gremialista.

Y otro agregó: "Si se mantiene este cuadro se van a rediscutir los acuerdos que se firmaron por seis meses y algunos podrán negociar algún bono para fin de año o enero para compensar algunos puntos que perdieron". En el primer lote se ubican los gremios de Comercio y Construcción que deben renovar los convenios semestrales que firmaron en marzo con un promedio de aumento del 20%. Las negociaciones en esas actividades arrancarán la próxima semana y desde ambos sindicatos anticiparon su expectativa de acordar otro 20% de incremento, aunque en el Gobierno y las empresas de la actividad estiman un parámetro más cercano al 15%.

En la cúpula cegetista, no obstante, aguardan por una definición del conflicto que el Ejecutivo mantiene con los gremios docentes que exigen un renegociar salarios. Entienden que si las autoridades aceptan la reapertura de esa discusión "será toda una señal" para que el resto de los gremios del sector privado avancen con sus reclamos.

La preocupación por la inflación y el empleo serán los ejes de la agenda que el nuevo triunvirato (Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña) de CGT llevará el viernes a las 9 de la mañana a la sede de la cartera laboral, donde se reunirá con los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; de Salud, Jorge Lemus; y de Producción, Francisco Cabrera, además del vicejefe de Gabinete, Mario Quintana. Allí pedirán por medidas para contener la suba de precios y por un aumento para jubilados y beneficiarios de planes sociales que compense el impacto inflacionario. También reclamarán políticas concretas para reactivar la creación de puestos de trabajo y expresarán su inquietud por los efectos del incremento de las importaciones sobre la producción industrial local. "Vemos falta de gestión en algunos temas. No hay política adecuada para el tema importaciones ni para atender los problema de los sectores más vulnerables", alertaron en la cúpula cegetista.

Los ministros, a su vez, insistirán ante la dirigencia sindical en la necesidad de acelerar una serie de proyectos para favorecer la creación de empleo para los jóvenes y reducir la informalidad laboral. Además, anticiparán a los gremios algunos lineamientos del proyecto de ley para reformar el impuesto a las Ganancias que el Ejecutivo enviará este mes al Congreso.

Comentá la nota