Los gremios disidentes volverán a movilizarse

Marcharán el 10 de diciembre a Plaza 25 de Mayo y denunciarán ante el INADI a Beder Herrera por "discriminación ideológica".
Los gremios disidentes anunciaron ayer una movilización en reclamo de un aumento salarial para todos los trabajadores estatales.

La protesta se realizará en Plaza 25 de Mayo el próximo 10 de diciembre a partir de las 19.30 y se concretará bajo la consigna "Sin excusas".

"Vamos a marchar sin excusas por un salario de bolsillo de 2.500 pesos, por un básico de 1.000 y por una doble quincenita para que se pague en diciembre", dijo Fernando Salcedo, titular de la CGT Disidente y uno de los referentes del sector.

Salcedo y Carlos Laciar -secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Administración Pública Provincial (SITRAPP)- fueron los encargados de hacer el anuncio de la protesta y destacaron que la consigna "sin excusas" vale tanto para los estatales como para el Gobierno.

"Vamos a hacer la marcha por la tarde para que los trabajadores no pongan como excusa que no los dejan abandonar las oficinas. Para que no tengan miedo a los descuentos. Y también se llama sin excusas para que el Gobierno no ponga pretextos sobre el aumento que estamos reclamando. Hoy estamos siendo discriminados por este Gobierno que se niega a recibirnos y a escuchar nuestro pedido", añadió Salcedo.

Los gremios disidentes presentaron hace casi dos semanas un petitorio por escrito donde reclaman un sueldo de bolsillo de 2.500 pesos, un básico de 1.000 pesos, el pago de una doble quincenita en diciembre y un adicional de 200 pesos durante los meses de enero, febrero y marzo a cuenta de futuros aumentos. En ese petitorio también exigen una audiencia con el gobernador Luis Beder Herrera.

"Estamos reclamando lo que es justo. Rechazamos el magro aumento que otorgó el Gobierno y le pedimos a la gente que vaya a la Plaza a acompañar este reclamo por un beneficio salarial que será para todos", agregó el titular de la CGT Disidente.

La convocatoria de los gremios no sólo es para los trabajadores estatales sino para distintos sectores sociales y demás organizaciones, entre ellas centros vecinales. "Esto es para todos aquellos que consideran que es necesario un cambio en la política salarial que lleva adelante el Gobierno", insistió Salcedo.

Discriminación

En tanto, Laciar adelantó que los gremios disidentes harán una presentación formal ante el INADI contra el gobernador Luis Beder Herrera por "discriminación ideológica" ya que cuestionan la reiterada negativa del mandatario de recibir a este sector sindical. "Acá hay una clara intención del Gobernador de discriminar a nuestro sector y esto no puede suceder en un Estado de Derecho. La idea es que el INADI informe de esta situación a nivel nacional y que se sepa lo que pasa con algunos gremios en La Rioja", añadió.

Laciar y Salcedo recordaron que los gremios disidentes hicieron muchos pedidos de audiencia con Beder Herrera, incluso mucho antes de iniciar el plan de lucha y recordaron que nunca tuvieron respuestas positivas a aquella petición.

Comentá la nota