Gremios docentes apelaron el fallo contra los paros

Gremios docentes apelaron el fallo contra los paros

Tanto Agmer como AMET ya presentaron la apelación al fallo de Barbirotto que los obliga a abstenerse de huelgas. El juez ya concedió el recurso, por lo cual será ahora la Sala Penal del STJ la instancia que resuelva finalmente el caso.

La Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia (STJ) deberá resolver respecto del fallo dictado el jueves por el juez penal de Menores Pablo Barbirotto, quien hizo lugar a un recurso de amparo presentado por el defensor general del Poder Judicial, Maximiliano Benítez, y ordenó a los sindicatos docentes canalizar los reclamos sectoriales de recomposición salarial "sin interrupción del servicio educativo". 

El jueves 23, Benítez interpuso un amparo y una medida cautelar, que resolvió al día siguiente, en medio de la feria judicial, la jueza Cecilia Bértora. La magistrada ordenó a los gremios suspender el paro de 48 horas previsto para el lunes 27 y el martes 28, pero no resolvió respecto del amparo, que quedó en manos del juez Barbirotto. La estrategia de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) ?que junto a la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) enfrentó la demanda? fue acatar la medida judicial, decisión que tomó en voto dividido, y así buscar que se declare abstracto el amparo. Esa vía no prosperó. El defensor General pidió que el amparo sea resuelto y eso hizo el magistrado. Barbirotto ordenó a los sindicatos "ajustar el ejercicio constitucional del derecho de huelga para que no se desnaturalice, evitándose de este modo la adopción de medidas que vulneren o restrinjan el derecho a la educación de los niños, sin que ello impida la prosecución de los reclamos del sector docente". 

En su fallo, el juez dijo que "debe reencausarse la instancia de resolución del conflicto en el ámbito legítimo de la negociación, correspondiéndole al Estado entrerriano intensificar los esfuerzos para avanzar en la negociación, hasta tanto se logre un acuerdo, pero necesariamente con el sistema educativo en funcionamiento y con los niños ejerciendo su derecho a recibir educación en forma continua y regular, y asegurando el cumplimiento del ciclo lectivo, atendiendo también el derecho de los padres a que sus hijos sean educados". 

Rechazo 

En opinión del juez, la declaración de medidas de fuerza cuando aún no se concluyó el período de la paritaria resulta improcedente. Al respecto, el fallo de Barbirotto hace notar que "conforme luce de la documental agregada en autos, el Estado provincial se encuentra cumpliendo regularmente con el incremento salarial comprometido y los docentes han impartido clases en forma regular. Sin embargo como ha sido de conocimiento público la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) resolvió en el congreso realizado en la ciudad de Ibicuy el día 26 de junio de 2015 intimar al Gobierno a presentar una nueva propuesta salarial", refirió, según consignó El Once. 

"Es sumamente importante remarcar que el acuerdo de recomposición salarial al que se ha arribado en la conciliación obligatoria (de abril último), a pesar de a ser considerada insuficiente, fue aceptado por los gremios y sindicatos de la educación, en todos los puntos de la propuesta, entre ellos incluidos los de recomposición salarial, lo que ha repercutido y repercutirá en todos estos meses en una mejora del salario docente", señaló el fallo. Y por eso, dijo, resulta "imperioso la necesidad de que el diálogo se materialice con las niñas niños y adolescentes entrerrianos en las aulas y en atención a lo expuesto, resulta fundamental para ello continuar con el cumplimiento del acuerdo judicial arribado por las partes el día 6 de abril". 

Frente a ese dictamen judicial, Agmer emitió un duro documento en el que señaló que la resolución de Barbirotto "constituye un nuevo ataque hacia el derecho a huelga, verdadero objetivo de la corporación judicial y el gobierno provincial que es quien les dicta estas órdenes retrógradas para la libertad sindical y la soberanía de los trabajadores de la educación". 

Apelación 

Tanto Agmer como AMET ya presentaron la apelación al fallo de Barbirotto. No lo hizo Sadop, que ni siquiera se dio por notificado de la resolución judicial. El juez ya concedió el recurso, por lo cual será ahora la Sala Penal del STJ la instancia que resuelva finalmente el caso. 

El secretario adjunto de Agmer, Alejandro Bernasconi, dijo que el gremio "no esperaba" la resolución de Barbirotto. "Con el paro en suspenso, esperábamos que se declarara abstracto el amparo. Pero no ocurrió así, sino lo que se dio fue la continuidad de esta ofensiva del Poder Ejecutivo contra el derecho de huelga. Entendemos que se trata de un elemento de presión sobre el sindicato, porque sabe que en lugar de resolver la situación, este fallo lo que hace es profundizar los conflictos. Además, apuestan a que crezcan las tensiones internas en el sindicato. Por un lado, este fallo nos encorseta jurídicamente, sabiendo del malestar de la gente. Pero además, es una ofensiva clara contra el sindicato y contra el derecho de huelga. Están apostando a seguir acumulando elementos para limitar el derecho de huelga", opinó Bernasconi. 

Con el fallo del juez, asegura, "cambia el escenario, porque claramente nosotros vamos a tener que dar alguna respuesta, no sólo legal, sino en lo político. Sinceramente, no vemos un escenario propicio para torcer jurídicamente este fallo, y esto por la complicidad del Poder Judicial. Desde el sindicato construiremos todos los fundamentos para apelar el fallo (para ese trámite el sindicato tiene plazo hasta el lunes), pero creemos que acá lo que hay es una decisión política que trasciende los fundamentos jurídicos", sostuvo.

Comentá la nota