Los gremios docentes y estatales endurecen sus reclamos a Scioli

Los gremios docentes y estatales endurecen sus reclamos a Scioli

ATE convocó a otro paro por 48 horas a partir del miércoles y los maestros ratificaron una huelga de cuatro días si fracasa la paritaria prevista para el lunes

Por María José Lucesole |

LA PLATA.- El gobernador Daniel Scioli recibió ayer una pésima noticia: la Asociación de Empleados del Estado (ATE) convocó a un paro para el miércoles y el jueves próximos. Este último día, los trabajadores bloquearán todos los accesos a la Capital Federal.

Con esta medida, el sector gremial redobla la ofensiva contra el gobierno bonaerense por reclamos salariales, como ocurre ya con los maestros y el sindicato de la salud, que ya planifican nuevas huelgas para la semana próxima si la provincia no garantiza una mejora salarial cercana al 30 por ciento.

La intensidad de los planteos gremiales coincide con la falta de respuestas que encuentra Scioli en el gobierno nacional, que no atendió en los últimos meses los pedidos para el envío de fondos que le permitan aliviar el frente de tormenta sindical.

Los empleados estatales reclaman una mejora salarial equivalente a la inflación anual -estimada por el gremio en un 25%- más una recomposición salarial por la pérdida de salario acumulada en los últimos cuatros años. Exigen un aumento del 43%, porcentaje que casi duplica el 22% que podría ofrecer pasado mañana el gobernador Scioli, lo que hace prever el fracaso de las negociaciones.

El nuevo paro, que se suma a otros ya realizados, fue resuelto ayer por la tarde por el consejo directivo de la seccional bonaerense de ATE, que reúne a 48 secretarios generales de la provincia.

Los agentes estatales endurecieron, así, su postura luego de que el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango pidiera bajar el nivel de "crispación". El miércoles, marcharán a la sede del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), para denunciar el vaciamiento de la obra social estatal y, al día siguiente, bloquearán los accesos a la Capital Federal. Marcharán, además, al Ministerio de Trabajo de la Nación, junto con la CTA y la CGT opositoras.

Además del reclamo salarial, los trabajadores estatales exigen una recategorización, la equiparación del valor de las horas pagadas a los distintos empleados de la administración pública y la derogación de los topes en las asignaciones familiares.

El gremio anticipó que está dispuesto a "ir a fondo" en el conflicto: no aceptarán una conciliación obligatoria, la última carta que guarda el gobierno de Scioli para encaminar las negociaciones.

En tanto, el contexto que rodea a la reunión del lunes con los docentes no es el mejor. En las últimas horas, la Federación de Educadores Bonaerense (FEB) aprobó un paro de 96 horas y el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), una huelga de 120 horas.

Estos gremios se reunieron en el congreso del Frente Gremial Docente y decidieron, junto con el Sindicato de Docentes Privados (Sadop), aguardar la oferta del lunes para decidir si aceptan la propuesta o van nuevamente al paro.

Frente a este oscuro panorama la provincia amenaza con dar por terminada la negociación salarial y ordenar la liquidación de los sueldos de este mes con el aumento que ofrezca la semana que viene.

Así lo deslizó el ministro de Trabajo. "Está dentro de las posibilidades", sostuvo Cuartango. Al respecto, Scioli envió en las últimas horas una señal en este sentido al recordar que "la Nación, con responsabilidad, ha planteado una paritaria que luego se definió a través de un decreto".

Gastos en publicidad

Lejos de abrir canales de diálogo, el titular de Suteba, Roberto Baradel, endureció su posición y criticó al gobierno bonaerense por los recursos que gasta en "megarrecitales y en publicidad", luego de que se conociera que la provincia invirtió cerca de $ 850.000 para participar en la muestra Expoagro.

"Cuando a uno le sobra, no hay problema, pero hay que priorizar los gastos", afirmó el dirigente sindical. "Ese dinero podría haberse destinado al arreglo de alguna escuela", explicó.

Alineado con la presidenta Cristina Kirchner, Baradel sostuvo que "el gobierno bonaerense tiene que entender que hay una crisis muy profunda, que tiene larga data, desde que la provincia cedió puntos de la coparticipación, y también hay muchas actividades que no aportan de acuerdo con la ganancia que generan".

KUNKEL LANZÓ UN FUERTE DESAFÍO AL GOBERNADOR

El diputado nacional ultrakirchnerista Carlos Kunkel reclamó hoy al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, que "se deje de tanto misterio" y defina si "decide apartarse" del proyecto de la presidenta Cristina Kirchner. En ese caso, dijo, que "se presente ante la ciudadanía con una propuesta distinta" en las elecciones internas.

En declaraciones a DyN, Kunkel profundizó el desafío, y expresó: "Si Scioli decide ir por afuera del peronismo, en junio cierra también la inscripción de partidos y se puede presentar. Es una cuestión que tiene que definir él".

Kunkel calificó de "una tontería" las versiones acerca de una supuesta exigencia del kirchnerismo para que Scioli deje la gobernación y se presente como candidato a diputado. "Las candidaturas las definimos y las hacemos públicas cuando lo decide nuestra conductora, que es la Presidenta. Todo lo demás son tonterías", remató. No obstante, respecto de una posible candidatura legislativa de Scioli, Kunkel destacó que "es una cuestión que tiene que definir él. No es una preocupación central para nosotros".

También embistió contra el intendente de Tigre, Sergio Massa: "Si tiene diferencias que vaya a internas, pero que no nos mande a la barra brava de Tigre".

En defensa de Scioli, respondió al diputado kirchnerista el senador bonaerense Baldomero "Cacho" Álvarez. "No va a ser Kunkel, quien nunca ganó una elección, quien nos marque los tiempos electorales. Que no se preocupe. Va a ser el primero en enterarse cuando decidamos participar de la interna", advirtió..

Comentá la nota