Gremios estatales bonearenses, en alerta por la grave crisis del IOMA

El atraso del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) en el pago a sus prestadores, con el consecuente peligro de que se corte el servicio a quienes poseen dicha obra social, generó un enérgico pedido de trece gremios estatales para que se ponga fin al conflicto.
La declaración conjunta agrupa desde sindicatos que representan a docentes, maestranzas, judiciales y médicos hasta empleados de Obras Sanitarias y de distintas dependencias del Estado provincial. El comunicado fue firmado por los gremios Soeme, ABER, Aemopba, AJB, Apdfa, APL, ATE, Cicop, Sosba, Spmhlp, FEB, Suteba y Udocba. En el texto, se indicó que “ante la grave situación planteada por el atraso en el pago a prestadores del IOMA, que pone en riesgo la atención de los afiliados y dificulta el acceso a los distintos servicios de salud, los sindicatos de trabajadores estatales firmantes exigimos la inmediata resolución del conflicto, por entender que el financiamiento del Instituto está claramente establecido por su Ley Orgánica, y que sus fondos no deben ser utilizados para ningún otro fin que no sea el de la cobertura de salud para el que fueron creados”. A su vez, se resaltó: No es novedoso que esta situación se reitere año tras año. Constantemente denunciamos el desfinanciamiento del IOMA y la utilización de sus recursos por parte de los distintos gobiernos provinciales. Pero, en el marco del ajuste que hemos sufrido los trabajadores durante el 2012, la situación se agrava y se traduce en más perjuicio para los afiliados, quienes, además de la cuestión salarial, sufren así la falta de atención en farmacias, sanatorios y clínicas, o deben realizar interminables trámites para conseguir una prótesis o una ambulancia, debiendo recurrir en muchos casos a los coseguros para resolver la situación, o pagando de su propio bolsillo”. Por otra parte, se agregó que “también la situación repercute en el sistema público de salud, afectando el funcionamiento de los hospitales públicos, quienes recaudan a través del SAMO por la atención brindada a pacientes afiliados a obras sociales, donde IOMA resulta el mayor ingreso destinado a la compra de insumos, adquiriendo una importancia significativa ante la ausencia de resoluciones por parte del Estado”. “Los trabajadores somos quienes garantizamos con nuestro aporte los recursos financieros del IOMA, por lo tanto debemos ser los trabajadores quienes conduzcamos nuestra obra social, para defenderla y administrarla en función de nuestros intereses. La democratización debe ser el camino. Por todo lo expuesto, las organizaciones gremiales realizaremos las acciones que correspondan para exigir que se cumpla con el derecho a la atención de salud que los trabajadores estatales se merecen”, finaliza el comuicado.

Comentá la nota