Gremios estatales intensifican el reclamo salarial con paros y movilizaciones

Gremios estatales intensifican el reclamo salarial con paros y movilizaciones
Los afiliados de la Unión del Personal Civil de la provincia comenzarán este miércoles un paro de 72 horas que paralizaría la actividad en la administración pública entre el miércoles y el viernes.
Al complicado frente gremial del Poder Ejecutivo se podría sumar el conflicto de los gremios de trabajadores del Poder Judicial, quienes acataron en gran porcentaje las huelgas realizadas el jueves y viernes de la semana pasada. La asamblea de delegados del Sindicato de Empleados Judiciales definirá hoy a las 18 si es que expresarán el descontento salarial con el 25 por ciento ofertado con medidas de fuerza o no.

Upcp intentará paralizar la administración pública desde este miércoles hasta el viernes.

Por ahora el Poder Legislativo es el único ámbito donde el trabajo diario se cumple sin medidas de alguna por parte de los sindicatos del sector. Como los demás trabajadores estatales recibirán, a lo largo del año, un incremento de del 25 por ciento en sus haberes pero le reclamaron al presidente del cuerpo, Darío Bacileff Ivanoff otros incentivos que aún no fueron respondidos.

Luces amarillas

La paralización de la administración pública por parte de los empleados públicos puede dejar inactivo al Estado provincial. El atraso que ello produce en la resolución de expedientes de distintas índoles tiene repercusiones diversas de las más variadas a la vez que en los puestos sanitarios, centros de salud y hospitales solo se atenderán urgencias, aseguraron en Upcp. Esto encendió luces amarillas en los principales despachos de la Casa de Gobierno.

Ese sindicato indicó que a pesar del paro programado para la administración central, entes descentralizados y autárquicos los días miércoles, jueves y viernes se “garantizarán las guardias mínimas en los servicios asistenciales”.

Un gremialista dijo que eso es “una colaboración, para que la comunidad no sea perjudicada por el reclamo de los trabajadores” cuando en realidad es una obligación. No pueden negar el derecho a la salud que todo ciudadano tiene como garantía constitucional: el derecho a la vida está por sobre el derecho de huelga, por lo que el servicio de salud pública es un derecho constitucional, también.

Upcp pide que el aumento salarial pase a los sueldos básicos y se alcance un “piso garantizado” con sumas remunerativas y se promulgue rápidamente el pase a planta. Por ello hizo saber a las autoridades rechaza las sumas en negro, la reglamentación del derecho a huelga y los descuentos por días de paro.

El gremio advirtió “preocupación” por la decisión del gobierno imponer por decreto algunas decisiones, como el aumento salarial. Upcp sostiene que

“se deben respetar los ámbitos institucionales de diálogo porque son generados para reducir los conflictos y las tensiones. Responsabilizamos al Poder Ejecutivo por la interrupción de la paz social”.

Más problemas

El gobierno de Juan Carlos Bacileff Ivanoff tiene muy complicado el frente docente. Esta semana, entre en el feriado del lunes y los paros del miércoles y jueves que realizarán Atech y Federación Sitech tendrán otras tres jornadas sin clases en las escuelas públicas, donde tampoco parece importar el derecho a aprender que tienen niños, adolescentes y adultos.

Ese es un tema que no está en la agenda pública. ¿Prevalece el derecho a un mejor sueldo sobre el derecho a aprender? En tanto esos gremios emitieron un comunicado afirmando que el paro de 48 horas que comenzará mañana “obedece a la total falta de respuestas del gobierno al reclamo salarial docente y ante el incremento irrisorio impuesto unilateralmente”.

Al respecto sostienen que “se trata de una oferta de 20% de incremento salarial dividido en cómodas cuotas para todo el año, cuando la inflación anual galopante se perfila para ser ampliamente superior al 40%. Todo ello con el agravante de reinstalar el Gobierno la nefasta política de los montos en negro”.

¿Sin Salud?

Dos desprendimientos de Upcp, la Aptasch y la Gremial Médica Hospitalaria coincidirán en reclamar el aumento salarial por sobre lo ofrecido por el gobierno provincial y realizarán medidas de fuerza el miércoles, jueves y viernes con restricciones de servicios e en puestos sanitarios, centros de salud y hospitales.

Las entidades afirman que garantizan las guardias mínimas en los servicios afectados pero una vez lanzado el paro ya nadie tiene control sobre la estructura sanitaria y suele suceder que apenas los casos extremos son atendidos en los hospitales, a donde se derivan solo urgencias. El servicio de salud suele ausentarse esos días de paro.

En la Aptasch y la Gremial Médica Hospitalaria alertaron por la falta de convocatoria de las autoridades del Ministerio de Salud y pidieron una reunión con el ministro Antonio Morante y su par de Hacienda y Finanzas Públicas, Federico Muñoz Femenía.

Comentá la nota