Los gremios estatales ya piensan en un plan de lucha

Los gremios estatales ya piensan en un plan de lucha

Tras lo dicho por el gobernador Peralta, de que la pauta salarial para este segundo semestre deberá aguardar hasta que se recuperen recursos económicos, sindicatos expresaron que “los aumentos otorgados fueron comidos por la inflación” y definirán un plan de lucha. Desde ATSA señalaron que el Gabinete Provincial “debe comprender que hay muchas respuestas para dar sin tener que apuntar a mejoras en lo salarial, por ejemplo el cumplimiento del CCT”.

El pasado miércoles, el gobernador Daniel Peralta anunció que los trabajadores del Estado deberán esperar que los recursos económicos se “recuperen” para poder ofrecer un nuevo incremento en los salarios, señalando que el Estado Provincial encara diferentes gestiones para lograr ese objetivo.

Tras esos dichos, sindicatos precisaron que delinearán los pasos a seguir para continuar exigiendo una mejora salarial, al tiempo que mostraron disconformidad. En tanto, desde ATSA, la secretaria general María Contreras aseveró que es mejor “sincerar los números a hacer promesas que no se pueden cumplir”.

UPCN

Nicolás Draghi, paritario de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), señaló a La Opinión Austral que, en primer término, el sindicato se queda a la espera de la reunión paritaria programada para la próxima semana, compromiso asentado en la última acta paritaria de la comisión negociadora central.

 En tanto, expresó que los agentes estatales de Santa Cruz “soportamos la postergación de un incremento salarial desde los días en que renunciaron el entonces jefe de Gabinete Ariel Ivovich y el ministro de Economía José Blassiotto”, ocurridas el 19 de mayo pasado, señalando que “demasiada paciencia ha demostrado el trabajador”.

Draghi detalló que el “acuerdo salarial logrado durante el primer semestre ha sido comido por la inflación”, marcando la necesidad de una “pronta respuesta salarial”.

En tanto detalló que en la próxima liquidación salarial deberá estar incluido el 8%, tramo que corresponde al 20% acordado como incremento en los haberes.

Más adelante, Draghi sostuvo que un empleado de la ex ley 591 “percibe un salario que ha quedado retrasado respecto al costo de la canasta básica de alimentos”, indicando que “luego de las declaraciones del gobernador Daniel Peralta iniciaremos una recorrida por los lugares de trabajo para analizar con los trabajadores qué medidas tomaremos”.

Detalló que el sindicato demanda un incremento del 60% “para llegar al piso inicial de 11 mil pesos”. Además exigen que la provincia iguale el pago que hoy realiza ANSEeS en cuanto a las Asignaciones Familiares, monto que alcanzó la cifra de 1.300 pesos aproximadamente, contra los 540 pesos que hoy abona Santa Cruz.

ATSA

Por su parte, María Contreras, secretaria general de ATSA, expresó que “es mejor que el Gobierno hable con la verdad y que no sigan prometiendo lo que no pueden cumplir”, expresando su malestar en cuanto a que un gran número de reuniones paritarias “no arrojan resultados para el trabajador. Sólo sirven para sentarse a hablar”, expresó.

“Es mejor ser sincero y blanquear la realidad que tenemos. Después la gente definirá qué decisiones va a tomar para llevar adelante su demanda”, dijo Contreras.

No obstante, sostuvo que “tanto los ministros como el propio gobernador deben comprender que hay muchas respuesta para dar sin tener que apuntar a mejoras en lo salarial.

Aún se encuentra pendiente “Insalubridad” en la paritaria sectorial, esto no genera ningún gasto al Estado, pero tampoco podemos ponernos de acuerdo”, se quejó.

Otra demanda que volvió a plasmar ATSA es el “cumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo Marco”, deslizó.

En tanto, denunció que antes de debatir un incremento salarial es “necesario y urgente regularizar la deuda de 7 meses de sueldo que padecen enfermeros ubicados en distintos hospitales”.

ATE

Por su parte, desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el integrante de la comisión normalizadora José Navarro indicó que su gremio tenía “expectativa con la negociación”, insistiendo que “hubo un compromiso de debatir la mejora salarial”.

Recordó que “un ministro de este Gobierno se comprometió a discutir salarios, nuestro pedido era lógico porque la inflación día a día se va comiendo el sueldo de los trabajadores”.

Además rechazó “aquellos dichos que indican que el 90% del presupuesto provincial se va en salarios y que por esto no se pueden atender las necesidades que hoy hay en las escuelas y hospitales”.

Remarcó que el paro realizado días atrás marca el inicio de un “plan de lucha”, precisando que en el transcurso de la próxima semana podrían definir nuevas medidas.

APAP

Finalmente, desde APAP expresaron que continúan trabajando para llevar adelante un plenario de Secretarios Generales, y ante las consultas allí realizadas se definirán “los pasos a seguir”.la opinion austral -

Comentá la nota