Los gremios estatales pisaron el freno, pero el martes exigirán un "diálogo" formal

 Los gremios estatales pisaron el freno, pero el martes exigirán un "diálogo" formal
El gobernador dijo el lunes que iba a “conversar” con los gremios si no había nuevas medidas de fuerza. Pero la expectativa de un llamado formal quedó -hasta ahora- en la nada. Hubo una masiva asamblea de delegados.
Los gremios que agrupan a los trabajadores estatales levantaron el pie del acelerador: en la masiva asamblea de delegados, este viernes, postergaron la definición de medidas de fuerza con la esperanza de que durante el fin de semana largo los funcionarios tramen alguna propuesta de negociación.

Se votó para que el martes haya una visita a Casa de Gobierno, por parte de la Intersindical, para que el gobierno proponga un “diálogo”, en la expectativa de acercar posiciones: el oficialismo dice que la pauta salarial anual ya está cerrada con el 24% de incremento, los sindicatos piden un 11% más.

Si el gobierno no atiende a los sindicatos, “se va a definir una medida de fuerza”, advirtió el secretario general de Luz y Fuerza La Pampa Julio Acosta.

En la asamblea participaron unos 200 delegados de distintos puntos de la provincia. Jorge Lezcano, secretario general de la Unión de Personal Civil de la Nación, indicó que la decisión “es una señal que damos a las autoridades, a la sociedad y a los trabajadores”.

El lunes pasado, el gobernador Oscar Mario Jorge prometió que “conversaremos con los gremios”: se lo dijo al periodismo sin dar precisiones ni detalles de una convocatoria formal. Generó expectativas de un llamado oficial que no existió.

Más allá del diálogo que los gremios buscarán el martes, continuarán las asambleas. Lezcano reconoció: “Queremos evitar los paros por los descuentos, pero la gente sigue firme y comprometida con la lucha”.

Ricardo Araujo (ATE) advirtió que si no hay una respuesta acorde del Ejecutivo se dispondrán medidas “duras” porque “el gobierno se ha quedado sin respuestas de todo tipo. Es imposible que este conflicto muera por su propia inercia”.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Judiciales, Ceferino Riela, también dijo que “el tiempo se agota”.

Comentá la nota