Gremios estatales quieren unificar la protesta salarial y realizarán un plenario provincial

Gremios estatales quieren unificar la protesta salarial y realizarán un plenario provincial
Este jueves habrá una reunión provincial de los estatales. Buscan ir juntos a un paro general el próximo 5 de marzo.

Los procesos paritarios de los docentes y demás trabajadores del Estado son los escenarios del conflicto gremial en la provincia, ya que la inflación y la devaluación hacen casi imposible que los acuerdos salariales alcancen los valores de la canasta familiar en Mendoza.

Los gremios estatales se aprestan a participar del plenario provincial de los estatales convocados a nivel nacional por la CTA, que lidera Pablo Micheli, y con su correlato mendocino que comandan Raquel Blas, Carlos Ordóñez y Carmelo Cortese.

Se reunirán este jueves, a partir de las 9.30, frente a la Legislatura, para analizar varios temas, pero fundamentalmente para coordinar un paro de todas las fuerzas para el próximo 5 de marzo; esto en respuesta a la inflación, los bajos salarios y la falta de acuerdos en las paritarias, dados los pobres ofrecimientos de los gobiernos nacional y provincial.

En tanto, este miércoles se reunirán nuevamente los dirigentes del SUTE, que nuclea a parte de los 58.000 docentes que hay en la provincia, con los negociadores del Gobierno. En la primera reunión se ofreció a los trabajadores un aumento del 22,7 por ciento a pagarse en cuatro cuotas durante el año.

Los maestros pusieron el grito en el cielo y rechazaron esa oferta, que nunca fue mejorada por los voceros oficiales. Confían que en el encuentro de este miércoles haya una propuesta mejor, aunque ya comenzaron a prepararse para las posibles medidas de fuerza.

Este jueves, los docentes participarán de los plenarios departamentales y las conclusiones se debatirán 24 horas después, el viernes, en un plenario provincial. Será en esa oportunidad que decidirán si las clases comienzan el 5 de marzo tal como anunció la Dirección General de Escuelas (DGE).

Al iniciarse el proceso paritario, hace unas semanas atrás, trascendió que los ministros de Hacienda de las provincias justicialistas se reunieron con funcionarios del Gobierno nacional. En esa oportunidad habrían acordado que los ofrecimientos salariales no pasarían el 25 por ciento. El dato fue tomado inmediatamente por los gremios en todo el país y rechazaron esa posición por ser lejana de las expectativas de la gente y de la inflación.

En Mendoza, Adrián Mateluna, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTE), salió a explicar que pedirían un básico de 5.500 pesos para el maestro que recién comienza a trabajar sin explicar nada de porcentajes. En realidad, el aumento para llegar a esa cifra alcanzaría al 42%, que no llegaría del mismo modo a miles de maestros, especialmente por el dinero que se les paga desde un fondo especial para llegar al mínimo que indica la ley.

En tanto, al interior del SUTE, quienes ya cumplieron con su plenario son los docentes que están enrolados dentro de la “Agrupación 4 de Abril – Verde” y decidieron exigir un salario de 8.500 pesos a debatir en las paritarias.

Además, exigen paritarias trimestrales para ajustar los salarios a la inflación, que para este 2014 calculan que llegará al 40 por ciento.

Comentá la nota