Gremios exigen la derogación de la ley y la apertura al diálogo

Estatales, docentes, bancarios y municipales, entre otros sectores, marcharon ayer hacia el Centro Cívico y exhortaron al gobernador José Manuel de la Sota para que dé marcha atrás con la cuestionada ley. Ratificaron que el 23 presentarán la acción de inconstitucionalidad al TSJ.
Fue contundente el rechazo que los gremios cordobeses expresaron ayer en la marcha contra el ajuste previsional que, por medio de modificaciones legislativas, implementó el gobernador José Manuel de la Sota para reducir el déficit de la Caja de Jubilaciones.

Miles de trabajadores de distintos sectores se movilizaron al mediodía hacia el Centro Cívico, en el marco del plan de lucha que prometieron llevar adelante hasta que el Gobierno de Córdoba derogue la cuestionada ley que difiere por 180 días el aumento para los jubilados respecto a los activos.

Con un fuerte operativo de seguridad y vallados en el Centro Cívico, al igual que en la Legislatura y el edificio de la Caja de Jubilaciones, el titular del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) y legislador oficialista, José Pihen, pidió públicamente a De la Sota por la supresión de la norma y la apertura al diálogo. “Queremos que convoque de inmediato a todos los gremios para analizar propuestas. Nosotros tenemos una y queremos que se nos escuche”, dijo Pihen al referirse a los 23 puntos que elaboraron para mejorar la situación financiera de la Caja previsional. Además, parafraseando al propio mandatario provincial, aclaró: “Nosotros no peleamos por pelear, peleamos por los trabajadores, peleamos por los activos y por los jubilados y peleamos orgullosamente por nuestro sistema solidario y de reparto”. En el discurso que brindó frente a El Panal, el sindicalista pidió además apoyo para cuando se lleve el reclamo a la Justicia (confirmó que será el jueves 23) donde se presentará una acción de inconstitucionalidad.

En tanto, el titular del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales de la ciudad de Córdoba (Suoem), Rubén Daniele, advirtió al gobernador que “si no retira la ley o por no tiene una expresión pública de que está lo reconsiderando, habrá protestas.

Por su parte, el secretario general de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc), Juan Monserrat, calificó como una “muy buena marcha”, por el “elevado nivel de participación” y anticipó que “el plan de lucha va a continuar para resistir a esta ley que avanza sobre el 82 por ciento móvil y los haberes de los compañeros”. En igual sentido, se expresó Juan Leyría de Luz y Fuerza, quien consideró una “farsa que el Gobierno haya derogado la emergencia previsional que afectaba a un grupo de jubilados para tomar una medida que impacta sobre todos los jubilados de la Provincia”.

Marcha multitudinaria

Desde las primeras horas una multitud de estatales, docentes, bancarios, municipales de Capital e interior y de los entes de servicios públicos, realizaron asambleas y abandono de tareas para luego marchar hacia el predio del Centro Cívico. La movilización generó un caos vehicular en el centro de la ciudad, en tanto muchos comercios, por razones de seguridad, optaron por no abrir sus puertas durante la franja horario de la marcha de los estatales. Los gremios se reunirán nuevamente el próximo martes para evaluar el plan de lucha realizado hasta el momento y decidir sobre las medidas de seguir.

Los gremios estatales rechazan el proyecto de ley aprobado el pasado miércoles por la Legislatura provincial, presentado minutos antes y en forma personal por el gobernador De la Sota y que se sancionó en un trámite sumarísimo y sin debate con la mayoría del oficialismo parlamentario.

El principal punto de conflicto de la nueva legislación tiene que ver con posponer por seis meses los aumentos que deben otorgarse a los jubilados cada vez que lo perciben los activos, al entender que se trata de una “reducción salarial” y que a la par “desnaturaliza” el 82 por ciento móvil

Comentá la nota