Gremios insisten con bonos de fin de año y dudan de un acuerdo de precios y salarios

Dos decisiones importantes maduraron durante el fin de semana los principales referentes de la CGT oficial, que lidera Antonio Caló, luego de la primera reunión que tuvieron el viernes con el nuevo jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el flamante equipo económico.
. No darán marcha atrás con el reclamo del pago de un suplemento de fin de año que compense la suba de la inflación y aguardarán por definiciones concretas del Gobierno previo a cualquier negociación por un gran acuerdo de precios y salarios, como propuso el viernes Capitanich.

La posición de la primera línea cegetista fue motivo de contactos y conversaciones reservadas entre varios dirigentes en las últimas horas. En general los dirigentes que participaron del encuentro con el jefe de Gabinete y el ministro de Economía, Axel Kicillof, admitieron haberse llevado “una buena impresión y expectativas favorables” de la reunión, pero dijeron esperar movimientos del Gobierno antes de avanzar en algún entendimiento de carácter tripartito.

“El reclamo que llevamos es el de atacar la inflación, pero en serio”, advirtió un dirigente y negó que para la CGT sea una solución la idea oficial de un acuerdo de congelamiento de precios de 300 productos, similar al esquema que instrumentó el saliente secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. “Eso no sirve, solo es una medida transitoria que puede dar tiempo para negociar un acuerdo estructural, amplio para contener expectativas”, agregó el gremialista. Al respecto, Caló y compañía le pidieron el viernes a Capitanich que se amplíe la convocatoria al diálogo a los sectores formadores de precios.

En tanto, desde los gremios cegetistas ratificaron que continuarán negociando con las respectivas cámaras empresarias el pago de un plus salarial de fin de año para contrarrestar el deterioro de los sueldos por efecto de la suba de precios.

Comentá la nota