Los gremios llevan a paritarias sus propias mediciones de inflación

Los gremios llevan a paritarias sus propias mediciones de inflación
Desconfían de la que realiza el INDEC. En promedio, les da para este año un aumento de precios superior al 30%

Por la desconfianza en el INDEC, y para fundamentar con más fuerza sus reclamos salariales, cada vez más sindicatos utilizan mediciones propias para determinar la inflación y calcular el costo de la canasta familiar. También porque el IPC promedio no es representativo del consumo de los trabajadores. En la estructura de gasto de esas familias tienen más peso los alimentos y otros rubros. Y éstos vienen con aumentos de precios superiores al resto, lo que determina que la inflación del segmento de los asalariados se ubique bien por encima de la media.

Quien hizo punta en los últimos meses fue el líder de la CGT opositora, Hugo Moyano, quien conformó el Observatorio de Datos Económicos y Sociales, con mediciones propias, entre otros indicadores, de precios, canasta y desempleo. Para noviembre el Observatorio informó que la inflación había sido del 2,76%, tres veces la medición del INDEC.

La Federación Nacional Aceitera continua midiendo el costo de la canasta familiar, en base a un estudio que había encargado a la Universidad Nacional de Rosario. A noviembre, arrojó $ 9.797 por mes.

Sobre esa base, el gremio está pidiendo que el sueldo básico inicial del próximo convenio, que debería arrancar el 1ª de enero, sea igual a ese costo de la canasta familiar: $ 9.797.

Implica un incremento del 30% sobre el actual básico.

La Confederación de gremios de la alimentación, agrupados en CASIA (Confederación de Asociaciones Sindicales de Industrias Alimenticias) informó que en noviembre la inflación fue del 3,97%, impulsados por los alimentos con el 5,93%. Son porcentajes que casi duplican los difundidos por las consultoras privadas.

El Smata (mecánicos) basa sus reclamos en la medición de Graciela Bevacqua, la desplazada directora del Área de Precios del INDEC.

Para Bevacqua la canasta básica aumentó el 36,3% en los últimos 12 meses.

Algunos sindicalistas K, como los de UPCN, tienen también estudios de inflación, pero no los dan a conocer porque les están arrojando índices de precios y valores de las canasta que triplican los del INDEC.

Hace tiempo ATE viene midiendo el valor de una canasta “mínima” que arroja un valor de $ 8.500 para fundamentar su reclamo de un “salario mínimo igual a la canasta familiar”. También el Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (CESYAC) de Rosario, que utilizan como referencia sindicatos locales, con un valor de canasta familiar de $ 9.000.

Por su parte, la ley laboral fija entre las atribuciones del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario – un organismo integrado por sindicatos y empresario bajo la presidencia del Ministerio de Trabajo– “aprobar los lineamientos, metodología, pautas y normas para la definición de una canasta básica que se convierta en un elemento de referencia para la determinación del salario mínimo, vital y móvil”. Sin embargo, ese Consejo nunca aprobó esa norma y el salario mínimo se fue fijando sin tomar como referencia el valor de una canasta.

Hoy es de $ 3.300 por mes o $ 16,50 la hora y pasa desde enero a $ 3.600 mensuales o $ 18 la hora. Es, como mínimo, menos de la mitad del valor de la canasta valuada por los sindicatos.

Comentá la nota