Gremios marítimos y portuarios esperan respuestas del Gobierno

Los integrantes del Consejo Directivo de la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (Fempinra) realizaron días atrás una masiva concentración en la Torre de los Ingleses, en Retiro.
De la misma participaron los trabajadores de sus gremios afiliados y a los familiares de las víctimas del accidente que se produjo en el Río Paraná de Las Palmas, a la altura de nuestra ciudad, entre una embarcación de bandera paraguaya y otra argentina, con el lamentable resultado de siete tripulantes muertos de esta última. Luego, la concurrencia se trasladó al edificio que ocupa el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, a los efectos de entregarle un documento al canciller Héctor Timerman.

Los directivos de Fempinra ya se habían reunido con el funcionario en agosto del año pasado, días después del accidente que se produjo también en la hidrovía, y que dejó cuatro víctimas fatales. En esa ocasión el protagonista de la colisión también fue un remolcador de bandera paraguaya. Tras la reunión, el Canciller se había comprometido frente a los gremialistas, hacerse cargo del tema para encontrarle una solución inmediata.

Hace una semana, se llevó a cabo una medida de fuerza convocada por el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo y al Sindicato de Conductores Navales, con el apoyo de todos los gremios que integran la Federación. Mediante esta iniciativa, llamaron a un cese de actividades de doce horas el pasado martes 12 de junio.

Promesa

De acuerdo al plan inicial de la Federación, los trabajadores se dirigieron a pie hasta la Plaza San Martín donde se celebró una misa en memoria de las víctimas del accidente.

Los dirigentes fueron luego recibidos por el titular de la Dirección de Organismos Internacionales, Ministro Pablo Tettamanti quien les aseguró que al regreso del Canciller de Nueva York, le elevará el proyecto de la Fempinra para la derogación de “Régimen de la Navegación Marítima, Fluvial y Lacustre (Reginave) en su capítulo 4. La norma objeto de crítica se refiere a los buques paraguayos en aguas argentinas.

El paso siguiente será la presentación ante la Asesoría Jurídica y Técnica para su análisis y posterior aprobación. Si la respuesta a la petición fuese favorable, la anulación deberá hacerse a través de un decreto del Poder Ejecutivo.

Los dirigentes gremiales dejaron expuesto en la Cancillería que, en caso de no tener una respuesta dentro del mes calendario, continuarán con sus legítimos reclamos y pusieron como fecha el 12 de julio del corriente año. Durante ese lapso, los trabajadores decidieron mantenerse en estado de alerta y movilización permanente en sus respectivos puestos de trabajo.

Comentá la nota