Gremios muncipales en disidencia

Gremios muncipales en disidencia
El Sindicato de Trabajadores Municipales y ATE no concurrieron a la reunión en la que se trataría el nuevo escalafón propuesto por la gestión Durañona.
Las relaciones entre el departamento Ejecutivo municipal y algunos gremios de trabajadores no pasan por un buen momento lo que no es novedad pero la cuerda se va tensando a la luz de contrincantes que se muestran firmes; una muestra de ello es la ausencia de ATE y Sindicato de Trabajadores Municipales- dos de los tres gremios del sector-, a la reunión convocada a mediados de la semana pasada por el gobierno del intendente Durañona

Osvaldo Farjat uno de los combativos dirigentes gremiales locales manifestó que no asistieron luego de acordarlo con Adriana Hurtado y otros gremialistas del Sindicato de Trabajadores Municipales por considerar que primero debe tratarse la recomposición salarial atrasada desde julio 2012, con una caída importante por la inflación y el doble efecto pernicioso de tener que recurrir a ahorros si los hubiera o trabajar mas horas extras para sobrevivir-, y después analizar el proyecto- que por ahora no es más que eso-, presentado por el municipio por lo que la posición de ambos gremios persigue el objetivo de alertar a sus compañeros diciendo que “escalafón no e aumento”. El delegado de ATE agregó que, pese a que seguramente lo que afirma causará risas en el Ejecutivo, la propuesta escalafonaria parece adecuada para una empresa privada mas no para un ente oficial y que se parece mucho a la época de la 215 del proceso militar último, con pocas ventajas para los que están ya que se categorizaría a los 6 años según lo estipula la norma.

Por otra parte los gremialistas manifiestan que no se puede aprobar un escalafón de cuarenta hojas de la noche a la mañana y elaborado sobre la política de no mejorar lo que está vigente que tenía buenas ventajas- “creemos que desde la época de la gestión Jordán”, agregaron-, sino borrar y hacer uno nuevo, actitud que no es nueva y que es lo mismo que arar el pueblo y hacer todo nuevo aunque lo anterior fuera

bueno.

Los gremios disidentes- ATE y Municipales-, enviaron copia de la norma a sus asesores de niveles superiores para recibir un asesoramiento profesional y esperan una definición; por otra parte dijeron que se nota que algún gremio- no lo nombraron pero suena obvio descubrir cual es-, tiene evidente afinidad política con el gobierno y por eso tiene código de descuentos y otros beneficios, pero el trabajador no debe dejarse llevar por las narices porque al final son manoseados, debieran pensar que puede llegar una época de vacas, hay que ponerse fuertes y pensar en hijos o nietos para el futuro.

Claro que estas actitudes ponen de mal humor al Estado municipal o a sus funcionarios lo que es manifestado a través de mensajes de texto u otros medios similares que se consideran poco serio; un caso como requiere comunicaciones oficiales vía nota o fehacientes.

Finalmente y como hiciera en otras oportunidades Farjat reiteró enfáticamente que hay que tener cuidado ya que “escalafón no significa aumento salarial; y la idea es no tratarlo mientras no haya recomposición salarial"..

Comentá la nota