Los gremios municipales reclaman a Katopodis un aumento

Han sido días agitados para la nueva gestión, que se encuentra en una etapa de restructuración y reordenamiento de las cuentas y los números heredados por la administración anterior.
Los sindicatos, entienden esta situación, pero comenzó un nuevo año y es momento de conversar sobre los incrementos salariales. Ya hubo algunas conversaciones, pero volverán a sentarse los últimos días de febrero.

Los primeros días de la gestión Katopodis han estado dedicados, entre otras cosas, al reordenamiento y la reorganización administrativa. Todos los funcionarios –y el mismísimo intendente- subrayaron en cada diálogo con este portal informativo el desbarajuste encontrado en casi todas las Secretarías y Direcciones, como así también en los números, con balances que no cierran y partidas desaparecidas, apuntando al gobierno de Ivoskus por la situación.

La gestión saliente, además de abonar un plus del 80% en el mes de diciembre a los empleados municipales –a 5 días de dejar el poder-, pasó a planta permanente a más de 1.150 empleados.

En los últimos días, por decreto, el intendente dio de baja a 45 ascensos efectuados por Ivoskus en el Área Jerárquica -38 de ellos post 23 de octubre-. Desde el comienzo de la gestión, la administración Katopodis se encuentra revisando legajo por legajo la situación de cada uno de los 1.150 empleados que pasaron a planta permanente, para hacer un balance de quienes continuarán en esa situación, quienes volverán a la realidad previa a las elecciones y quienes se irán de la municipalidad.

Han sido días intensos para la nueva gestión, con varios frentes problemáticos por resolver y con temas que ya están en la agenda porque en el corto plazo cobrarán protagonismo.

Uno de esos temas es la situación de los trabajadores municipales y el aumento de sueldos. Comenzó un nuevo año y es el momento cuando los sindicatos comienzan a dialogar con el municipio por el incremento salarial. En esta oportunidad, los gremios intentarán conseguir el 30%.

Ya hubo reuniones con el ejecutivo municipal y entienden que, por ahora, teniendo en cuenta el reordenamiento “de números”, aún es difícil llegar a esa cifra. Los sindicatos, esperarán un tiempo más y a fines de febrero volverán a pedir audiencia con el ejecutivo para a discutir esta situación. La intención, es que el aumento sea retroactivo al mes de enero.

El ejecutivo municipal deberá, por lo menos, contar con los recursos para sentarse a conversar con los sindicatos. Hay buena disposición de ambas partes y eso haría que la situación se resuelva en el mediano plazo.

Comentá la nota