Gremios opositores confirmaron un paro nacional para la primera quincena de agosto

Gremios opositores confirmaron un paro nacional para la primera quincena de agosto

Desde Córdoba, tanto Pablo Micheli como Hugo Moyano anunciaron una huelga por 24 horas para reclamar bajas en la presión tributaria sobre los salarios.

Los gremios opositores al Gobierno nacional ratificaron un nuevo paro general. Sin fecha precisa, anunciaron que será por 24 horas en la primera quincena del próximo mes. Desde Córdoba, en un acto sindical en el que confluyeron Pablo Micheli y Hugo Moyano, los líderes de las ramas disidentes de la CTA y CGT también afirmaron que el paro será con una movilización en la ciudad de Buenos Aires.

El motivo de la huelga nacional, la segunda en lo que va del año, es pedir una rebaja del Impuesto a las Ganancias para los salarios, la famosa "cuarta categoría" del tributo. El mínimo no imponible se ubica en la actualidad en 15 mil pesos para aquellos que hayan cobrado esa cifra en los primeros seis meses del 2013. Además, piden elevar el salario mínimo, vital y móvil; "aumento de emergencia" para las jubilaciones y el rechazo de una aplicación diferencial de las asignaciones familiares para los salarios más altos.

En el marco de la celebración por el septuagésimo aniversario de la filial cordobesa del sindicato Luz y Fuerza, referentes de las CGT y CTA disidentes se dieron cita y así mostrar unidad ante lo que será una medida en conjunto. Allí estuvieron, entre otros, Hugo Moyano; su hijo, Facundo; el secretario general del gremio de los canillitas, Omar Plaini; el titular del gremio de los panaderos, Abel Frutos; y el secretario general de la CTA opositora, Pablo Micheli.

Según informaron la agencia Télam y el diario La Voz del Interior, a la medida de fuerza por 24 horas se le sumará una movilización en la ciudad de Buenos Aires. La fecha aun debe ser conversada porque, afirmó el camionero en el acto, "todavía hay muchos gremios de vacaciones". 

La semana pasada, el jefe de Gabinete de ministros, Jorge Capitanich, se reunió con los líderes de la CGT y CTA oficialistas, Antonio Caló y Hugo Yasky, para tratar la cuestión del Impuesto a las Ganancias aplicado a los salarios. 

Comentá la nota