Los gremios opositores a Moyano ratificaron su apoyo a Antonio Caló

Luego de que ayer dos medios señalaron que el metalúrgico estaría cerca de declinar

su candidatura por cuestiones de salud, los gremios disidentes renovaron el respaldo.

Martín Ferreyra.

Los gremios disidentes de la CGT ratificaron ayer que el candidato a dirigir la central obrera “sigue siendo (el titular de la Unión Obrera Metalúrgica) Antonio Caló”, luego de que versiones periodísticas indicaron que el dirigente estaría considerando dar un paso al costado debido a supuestos problemas de salud.

Por su parte, la presidenta, Cristina Fernández, destacó que “en los años setenta, cuando había un modelo de desarrollo industrial, el gremio más importante era la UOM”, palabras que resonaron en el contexto señalado.

En diálogo con Tiempo Argentino, el titular del sindicato de Molineros, e integrante del Movimiento de Acción Sindical Argentina (MASA) –uno de los puntales de la candidatura del metalúrgico–, Carlos Barbeito, aseguró que “para nosotros (Caló) sigue siendo el candidato”. El dirigente evitó confirmar las versiones aunque deslizó que “por algo circuló lo que circuló” en los medios.

En tanto, el secretario general del gremio de Alimentación, Rodolfo Daer, se mostró preocupado con los trascendidos y aseguró que “sin ninguna duda Caló es el candidato".

Fuentes autorizadas reconocieron que, entre los gremios disidentes, existe “un gran desconcierto” e interpretaron que el dato de que la información haya sido publicada por los diarios BAE y Crónica otorga a las versiones un halo de "veracidad". “Hay una sensación de sorpresa general, pero no se sabe más que lo publicado”, admitió la fuente.

Ayer, la circulación de los rumores creció paulatinamente a la par de la discreción de la UOM, que en ningún momento salió a ratificar ni a rectificar el dato. “Ese detalle sorprendió mucho –apuntó la fuente “independiente”– pero ya se habían generado dudas a partir de las ausencias” del dirigente metalúrgico en reuniones clave, como la convocatoria a la Casa Rosada, cuando Caló se excusó por estar “de vacaciones”.

Por último, las fuentes apuntaron que además “en la última reunión la candidatura terminó de convencer hasta a sectores que todavía tenían dudas”. En este marco, “no hay interpretación posible, más teniendo en cuenta que la semana que viene estaba previsto un plenario de secretarios generales en la CGT”, concluyó. El 25 de julio, mientras Caló ratificaba su candidatura a los medios, Oscar Lescano, de Luz y Fuerza, sembraba incertidumbre al señalar que las posibilidades eran "muchas". Hoy, mientras se espera la confirmación del propio Caló, el fino mensaje de la presidenta sigue reverberando en el ambiente. «

Comentá la nota