Gremios podrían unificar sus reclamos

La discusión salarial en la Municipalidad no termina de definirse. No se descarta que los cuatro sindicatos que actúan en la comuna realicen un planteo común.
En el Ejecutivo local esperan cerrar cuanto antes las negociaciones para abocarse con más fuerza a los planes de gestión.

Los gremios municipales podrían unificar sus reclamos de aumento de haberes ante el Ejecutivo municipal, en una vuelta de tuerca que podría complicar la política salarial de la actual gestión. Un frente unido sindical tendría una potencia de negociación mucho mayor que la dispersión actual de la parte trabajadora.

Así se conoció ayer de fuentes gremiales, las que manifestaron que ya habría un amplio grado de entendimiento entre la Asociación del Personal de Conducción Municipal (APCM) y el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOYEM).

En cuanto a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), su incorporación dependería de los resultados que obtenga en la discusión particular que tiene con la administración local. Al respecto, se indicó que hoy habría un encuentro entre ambas partes que puede resultar definitivo.

El cuarto en juego

En cuanto a la cuarta entidad representativa de los municipales, la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), las fuentes indicaron que existe también bastante cercanía en sus posturas con APCM y SOYEM, pero la decisión de hacer un posicionamiento común depende de lo que resuelva su titular, Susana Sáez.

La comuna ha ofrecido hasta ahora, vía el secretario de Gobierno Darío Bravo, un incremento del 25 por ciento, a efectivizar en dos tramos: un 18 por ciento a partir de abril y un 7 por ciento en noviembre.

Además, el funcionario ha dicho que habrá un aumento mayor, del 30 por ciento, para los trabajadores que cobran por hora. En este caso, los tramos son de 20 por ciento a partir de abril y 10 por ciento en noviembre.

También se ha incluido en el ofrecimiento oficial la posibilidad de comenzar a negociar en diciembre un incremento salarial correspondiente al año 2013.

Demandas

Las organizaciones sindicales se han mostrado, en mayor o menor medida, poco afectas a aceptar sin más la última propuesta del Ejecutivo. En el caso de APCM, pretende un 20 por ciento ahora y un 5 por ciento en agosto, en tanto que SOYEM solicita un 20 por ciento ahora y seguir negociando para un nuevo porcentaje para más adelante, buscando llegar a que se respete el salario mínimo vital y móvil (SMVM) para las categorías más bajas del escalafón.

El gremio ATE, por su parte, ha tenido que discutir su reclamo en el marco de la conciliación obligatoria dictada por la subsecretaría de Trabajo, luego de que la entidad aplicara medidas de protesta. Su demanda es de un 50 por ciento de aumento, lo que, aun siendo mucho, implica menos aumento que si se aplicara el SMVM y, a partir de este, aumentos proporcionales para las categorías.

Así las cosas, si APCM, SOYEM y ATE unieran finalmente esfuerzos y pudieran también sumar a UPCN, las negociaciones salariales podrían adquirir otro cariz en el municipio, cuyas autoridades quieren concluir cuanto antes el proceso de discusión para abocarse de lleno a implementar sus políticas para el año en materia de obras públicas y servicios públicos en particular.

Para la administración del intendente Abel Baratti resulta clave tener un primer año de gestión con el menor número de conflictos posible.

Comentá la nota