Gremios K le presentarán a Kicillof cambios en ganancias

Gremios K le presentarán a Kicillof cambios en ganancias

 Preparada para un año electoral complejo, la CGT oficialista volverá a la carga a principios de 2015 para poner sobre la mesa la famosa “tablita” del impuesto a las ganancias.

Tras la distensión que supuso la excepción del pago de Ganancias del medio aguinaldo anunciado por Cristina Kirchner, los sindicalistas de la central obrera K acordaron discutir el año que viene con el Gobierno un cambio de fondo en la norma tras un acuerdo entre los distintos sectores de la CGT oficialista. S

egún pudo reconstruir PERFIL, la idea es llevarle al ministro de Economía, Axel Kicillof –hoy el principal interlocutor con los gremios– y al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, una iniciativa basada en un trabajo confeccionado por el diputado Héctor Recalde que proponemodificaciones a la denominada “tablita” para calcular los porcentajes que se descuentan por categoría.

“Vamos a hacer una propuesta integral, que sea viable y no desfinancie al Estado”, confió un integrante de la mesa chica de la CGT kirchnerista. Y agregó que la propuesta sería presentada en reuniones reservadas en febrero.

La idea es convencer al Gobierno de que una eventual negativa llevaría a unir los reclamos de más gremios, incluso los que hoy no son aliados.

Los gremialistas cercanos al oficialismo están viendo que en 2015 habrá muchos reacomodamientos y, especulan, un gesto fuerte para el sector sindical podría ser importante para sostener el esquema de adhesiones al “modelo”.

A fines de noviembre, cuando la Presidenta se cruzó con José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Gerardo Martínez (Uocra) en la convención de la Cámara Argentina de la Construcción, los sindicalistas dejaron en claro que era necesario un cambio de fondo, además de la “excepción” del medio aguinaldo.

Tras el anuncio de Cristina Kirchner se generó un clima de distensión en muchos gremios donde las bases habían comenzado a presionar fuertemente a sus caciques para que enfrentaran al Gobierno. Entre ellos Antonio Caló (metalúrgicos) y Ricardo Pignanelli (Smata) fueron dos de los más presionados. Como telón de fondo se vislumbra la unidad del movimiento gremial, un tema que no deja de aparecer en los asados sindicales.  En este contexto los “independientes” como UPCN (Estatales) y la Uocra (Construcción) están impulsando un acuerdo por la unidad antes de las PASO.

Comentá la nota