Los gremios del puerto pedirán subas salariales de hasta un 40%

Los gremios del puerto pedirán subas salariales de hasta un 40%

Los principales sindicatos del sector esperan comenzar a negociar con los empresarios los aumentos de este año. Consultados por LA CAPITAL afirmaron que pedirán que la suba sea en un solo tramo. Además, los gremialistas insistieron en reclamarle al Presidente de la Nación que amplíe el cupo de pesca para los barcos fresqueros. Y aseguraron que el puerto está en crisis.

Los principales sindicatos del puerto se preparan para negociar en las paritarias subas salariales que llegan hasta el 40%. Pero no sólo eso: al mismo tiempo reforzarán la ofensiva para reclamarle a las autoridades nacionales que amplíen el cupo de pesca para los barcos fresqueros.

Los distintos sindicatos consultados por LA CAPITAL coincidieron en que las medidas del gobierno de Mauricio Macri de devaluar el dólar y sacar las retenciones favorecieron a los empresarios por lo que esperan conseguir una buena recomposición salarial ya que la devaluación afectó fuerte el poder adquisitivo de los trabajadores.

En ese contexto, los gremialistas coincidieron en remarcar que se necesitan urgentes medidas para reactivar la flota pesquera y sacar al puerto de la crisis que atraviesa en los últimos años.

Simape, un 40%

El Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape) ya le solicitó a los empresarios sentarse en las mesas de negociaciones para negociar un suba salarial. El gremio pedirá un aumento del 40% a pagar en un tramo. “El sector empresario tiene que ser coherente con lo que ellos recibieron. Es decir un dólar que pasó de 9 pesos a 15 y la quita de las retenciones”, explicó Pablo Trueba, secretario general del gremio. Y, enseguida, agregó: “Ellos pueden pagar un 40% de aumento y será mentira si llegan a decir que no pueden hacerlo porque los barcos no salen. Nosotros cobramos cuando salimos a pescar; si no salimos no cobramos”.

Trueba explicó que el porcentaje que se solicitará está basado en el fuerte incremento de precios que se produce en el país desde octubre. “Queremos ser firmes en que sea en un solo tramo porque la actividad nuestra no se puede firmar en dos tramos: los barcos un día salen y al otro no. Esta es una actividad muy volátil y no tenemos una seguridad de trabajar todo el año”, dijo. Y agregó sobre la discusión salarial que se viene: “Ojalá a nosotros nos vaya tan bien en las paritarias como les fue este año a los empresarios con las últimas medidas del gobierno”.

Por otra parte, Trueba analizó la situación que atraviesa hoy el puerto e insistió con el reclamo de obtener más cupos de captura para los barcos fresqueros. “Mar del Plata tiene una estructura de barcos pesqueros con un potencial de pesca de entre 250 mil y 280 mil toneladas. Por la cuotificación vigente, hoy se pescan cerca de 98 mil. Esto representa que en términos generales estamos en un tercio de lo que podríamos trabajar”, analizó. Y agregó: “Hay barcos que pueden realizar 20 mareas anuales y están autorizados a realizar sólo cuatro. Nosotros insistimos con que esto se puede arreglar con la decisión política de hacerlo y esta decisión solamente la tiene el Presidente de la Nación”.

El secretario general del gremio explicó que en 1999 con la ley de emergencia pesquera se permitió a la flota fresquera pescar el cupo de merluza disponible y se limitó el accionar de los barcos congeladores al sur del paralelo 48. Esa ley duró 10 años. “En el 2009, el gobierno anterior decidió aplicar la cuotificación y cambió las reglas de juego. Por ejemplo, ahora un buque como el Santa Bárbara está autorizado a pescar 1.400 toneladas anuales y antes podía pescar hasta 3.900 toneladas”, sostiene Trueba. Y explica el temor que hay en el puerto: “Nos preocupa que en caso de que no haya una solución política, los barcos antes de Semana Santa se podrían llegar a quedar sin cupo. Y más nos preocupa como gremio que no hemos escuchado a los armadores decir nada sobre esto porque ahora ya tienen el dólar y sus beneficios a los reintegros a las exportaciones.

Sólo salimos los sindicatos a hablar del tema porque nos va a repercutir en el salario. Los trabajadores lo únicos que queremos es salir a pescar y para eso necesitamos más cupo”.

SOIP, sin definición

El Sindicato de Obreros de la Industria del Pescado (SOIP) aún no se sentó a negociar el aumento salarial para este año, pero sí logró un adelanto hasta que se defina la suba. La semana pasada el sindicato consiguió la suma de 1.350 pesos quincenales a cuenta de futuros aumentos y 410 pesos para la compra de elementos escolares de cada uno de los hijos de los trabajadores.

A partir de esto, el gremio espera a fines de marzo definir el nuevo salario. Por ahora, no se habla del porcentaje que le pedirán a los empresarios. “Consideramos que por la inflación, el poder adquisitivo del salario de los compañeros se ha perdido totalmente. Nosotros venimos pidiendo las reuniones a la Cámara Empresaria desde el año pasado sin tener un buen resultado”, explicó la secretaria general del gremio, Cristina Ledesma. Y, enseguida, agregó: “Al menos pudimos arreglar algo a cuenta ya que los salarios se ven reducidos por la falta de pescado. Ahora seguiremos avanzando y discutiendo a la espera de las negociaciones para las paritarias. Siempre que discutimos paritarias pedimos que sea en un solo tramo, aunque lamentablemente no lo hemos logrado. Por ahí lo que conseguimos es acortar los plazos y lo hacemos en dos tramos cortos. El año pasado el primero fue en marzo y el segundo en junio”.

Al igual que Trueba, Ledesma explicó que la situación en el Puerto es crítica desde que en el 2009 se dispuso la cuotificación. “Los más perjudicados son los marineros y nosotros que somos trabajadores en tierra. Pero esto no es nuevo. Yo lo vengo diciendo todos los años”, dijo. Y apuntó a los empresarios: “Estamos pidiendo más cupos para pescar pero la verdad no sé si los empresarios querrán sacar los barcos a pescar. El año pasado no lo hicieron”.

Para Ledesma, la devaluación favoreció a los empresarios y eso debería provocar que haya más trabajo. “Nosotros en las paritarias les vamos a plantear eso. A mí de nada me sirve cerrar un porcentaje alto si la gente no tiene pescado para procesar”, sostuvo. Y agregó: “Son trabajadores a destajo así que de nada me sirve sacar un buen porcentaje si no tienen trabajo. Planteamos siempre ese tema y la respuesta que obtenemos es que no hay ventas”.

SUPA, un 35%

El Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) ya comenzó la discusión y le reclama a los empresarios un aumento del 35%. “Buscamos que el aumento sea en un solo tramo porque es lo que pactamos cuando nos juntamos todos los gremios. El porcentaje a pedir lo define cada uno pero el tema es hacerlo de una sola vez”, explicó el secretario general del gremio, Carlos Mesamico. Y, enseguida, agregó: “Nosotros en la estiba lo hacemos siempre en una sola cuota por la modalidad del trabajo ya que dependemos de los barcos que entren a descargar. Entonces, no podemos estar especulando con las cuotas porque no sabemos lo que va a pasar. La característica de nuestro trabajo hace que el aumento sea de una sola cuota”.

Por otra parte, Mesamico explicó que pese al cambio del gobierno, la crisis en el puerto no se apaciguó y reclaman urgentes medidas del Gobierno nacional. “Queremos ser escuchados a nivel nacional y provincial. Le pedimos una audiencia a la gobernadora y al presidente porque los secretarios de pesca con los que nos reunimos dijeron que estos temas hay que tratarlos a ese nivel”, dijo.

Y agregó: “Como todavía no tenemos respuesta, hicimos una especie de conferencia de prensa para poner en conocimiento de la ciudadanía que el Puerto está pasando por un momento complicado más que nada en el sector de los barcos fresqueros que están prácticamente parados. Por eso queremos tener una reunión urgente con el presidente porque para que esto arranque hay que tener decisión política”.

Además, Mesamico explicó que la situación que atraviesa el puerto genera mucha preocupación en los trabajadores. “El año pasado cargamos 1.600.000 cajones menos y era una barbaridad. Pensábamos que este año con las medidas que tomó el gobierno se iba a incentivar un poco, pero el tema está más lento que el año pasado inclusive”.

Siconara, entre 35% y 40%

El Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (Siconara) aún no comenzó la discusión salarial pero sus representantes plantearán una suba de entre el 35 y el 40%. “Tenemos firmado nuestro convenio hasta el 31 de marzo. Antes de esa fecha ya nos sentaremos y empezaron a negociar un número”, explicó el secretario general del gremio, Daniel Acha. Y agregó sobre la situación en el puerto: “En este momento, los barcos están frenados: algunos no están saliendo y otros demoraron la partida”.

Acha destacó que la situación en el puerto sigue igual de crítica que en los últimos años. “No somos la excepción a lo que vive el resto de los sindicatos. Quizás nosotros sufrimos un poco menos la desocupación por la posibilidad de tener una gama de trabajo más amplia ya que estamos en los buques fresqueros, factoría, poteros y congeladores. Abarcamos bastante y eso nos juega a favor”, explicó. Y agregó: “Hay muchos barcos que todavía no están en condición de salir porque están rotos o no tienen los papeles en condiciones. Obviamente que esos barcos son principalmente fresqueros. Los poteros también están detenidos y no se sabe por qué”.

Capitanes, un piso de 25%

Desde la Asociación Argentina de Capitanes Pilotos y Patrones de Pesca aún no comenzaron con la discusión salarial pero anticiparon que el pedido de aumento rondará el 25%. “Nuestro convenio colectivo tiene varios conceptos que nos permite en algunos alcanzar el porcentaje del 35% y en otros no. Por eso vamos a estar un poco más abajo de la media de todos los gremios porque los valores que se discuten son distintos”, explicó el secretario general del gremio, Jorge Frías. Y, enseguida, agregó: “Nosotros nos manejamos con el piso del 25% y de ahí vemos las variables de otros conceptos que son tan importantes como el porcentaje de la suba. Vamos a tener una recomposición en el salario por la producción que está referida al valor del dólar. Por ejemplo, a la fecha obtendríamos una actualización del 53%”.

En cuanto a la situación del puerto, Frías comentó que las dificultades “tienen que ver con la inactividad en un porcentual importante o la pérdida de ritmo constante”. “Para el sector empresario producir producto congelado en los últimos años le generó mayor ganancia con menor costo operativo y esto hizo que el sector empresario paralizara los buques con distintas excusas y se dedicara a atender los congeladores con los que cuenta”, dijo Frías. Y agregó: “Por otro lado, el desorden que hay en la actividad fresquera no merma con lo cual hay distintos casos y actuaciones de las distintas empresas. Hay pequeñas empresas que tienen uno o dos barcos y tienen que salir con su barco sí o sí porque es el único sustento que tienen”.

En cuanto al pedido de los gremios para que se amplíe el cupo de pesca, Frías afirmó: “Los gremios no deben pescar poniéndose detrás de los reclamos de las empresas solicitando más toneladas de captura; deben mantenerse adelante de los trabajadores reclamando mayor participación en la producción y un salario básico no absorbido por la producción. La necesidad de dar respuestas suele confundir el camino.

Coment� la nota