Los gremios no quieren acuerdo social sin corrección de precios

Los gremios no quieren acuerdo social sin corrección de precios

En la vigilia por el encuentro con el Gobierno, las centrales obreras no ocultan su preocupación por la suba de precios en los últimos meses, más allá de unir las voces por un bono de fin de año que la Casa Rosada ya aclaró, se deberá negociar en cada empresa.

Andrés Rodríguez, titular de Upcn, enrolado en la CGT de Antonio Caló pero motorizando la unidad junto a colegas de la CGT Azopardo remarcó su preocupación por la inflación de los últimos 60 días. “El Gobierno debe persuadir a los formadores de precios y retrotraer la situación, porque hay valores que ni siquiera obedecen al índice devaluatorio, son muy superiores”, explicó Rodríguez.

Coincidente, el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli arriesgó que con el actual escenario económico, las paritarias 2016 tendrán un piso de 35%. “Habrá diálogo, pero también conflicto. Si quieren subir las tarifas, se va a exigir que se incremente el salario mínimo, vital y móvil‘, advirtió Micheli. El secretario general de Upcn también se mostró escéptico respecto del anunciado pacto social que propone el macrismo. “No alcanza con anunciarlo sin debate. Ya pasó que los acuerdos sociales terminan siendo congelamiento salarial y estampida de precios”, remarcó Rodríguez.

Micheli hizo hincapié también que la negociación salarial “por productividad” es un despropósito y no será aceptado por las organizaciones que integran su central. Al igual que el mandamás de Upcn consideró prudente que el Gobierno haga un esfuerzo real para “retrotraer” los precios “antes de ls últimas estampidas”.

Obras sociales

Luis Scervino, titular de la Superintendencia de Salud aseguró que existe un compromiso del Gobierno encabezado por Mauricio Macri, para que los $26.000 millones de pesos que la Nación se restituya a las obras sociales. El funcionario remarcó que esos fondos están en el Banco Nación y nunca fueron utilizados en los últimos años. En diálogo con el programa Toma y Daca (Radio América), remarcó que esos fondos, desde la presidencia de Raúl Alfonsín garantiza que tales fondos se destinen a los servicios de salud de cerca de 300 obras sociales, que en cuanto a prestadoras nacionales abarcan 15.000.000 de personas. “Y ese dinero les pertenece a los trabajadores”.

Comentá la nota