Los gremios no quieren que Pérez ponga un techo a los aumentos salariales 2013

Los gremios no quieren que Pérez ponga un techo a los aumentos salariales 2013
Los sindicatos advirtieron que no aceptarán esa cifra y que la suba deberá acordarse en paritarias.

El anuncio desde China no movió la aguja: a pesar de que el gobernador Francisco Pérez decidió que colocará "un porcentaje" de dinero para los aumentos de los empleados estatales en el presupuesto 2013, los gremios más importantes del sector no aceptarán esa cifra como techo y advirtieron que la suba deberá acordarse en paritarias.

Gremios enemigos y amigos del Poder Ejecutivo coincidieron en ese punto. Entre los primeros, Raquel Blas, de ATE, criticó duro a Pérez. "Meter un porcentaje en el presupuesto sin discutirlo con los sindicatos no resuelve nada y viola la ley de paritarias", se quejó la sindicalista. Y señaló que el mandatario debería haber consensuado la suba con los gremios en setiembre u octubre, antes de definir las cifras del próximo presupuesto.

Tampoco quiere un techo para el aumento el jefe de los empleados judiciales, Carlos Ordoñez, quien sostuvo que Pérez "todavía tiene tiempo" de buscar un acuerdo salarial con los gremios previo a mandar el presupuesto a la Legislatura. "Si el aumento es unilateral, rompe el ámbito paritario", agregó.

De lado de los gremios amigos, Javier Guevara, titular del SUTE (maestros), afirmó que no le parece mal que Pérez destine un monto de la pauta de gastos a los aumentos salariales de sus empleados, pero aclaró: "Tenemos una paritaria específica y el aumento lo discutimos en ese ámbito. No hemos hablado de montos, pero entendemos que no tiene techo la suba".

Fuerte reclamo. Hasta ahora, el gobernador tiene un solo pedido de aumento salarial concreto para el año que viene. Y es alto: ATE planteó hace un mes que el Gobierno debe incrementar los salarios de la salud y la administración central en un 50 por ciento.

"Ya les dijimos que solicitábamos un 50 por ciento en el básico y un pago anual a fin de año equivalente al aguinaldo completo, para compensar el impuesto a las ganancias, entre otras cosas", explicó Blas.

El 50 por ciento es una cifra importante, pero en el caso de Blas, sólo eleva un poco lo que consiguió este año, con incrementos del orden del 40 por ciento en medio de paros y marchas.

Y para la dirigente de ATE, es un hecho que el escenario de conflicto se va a repetir el año que viene. "Que a Pérez se le haya ocurrido en el avión de Cristina poner un porcentaje de aumento no contribuye, sino que agrava el conflicto", afirmó, debido a que "no hay tiempo serio" de discutir la cifra en paritarias antes de que el presupuesto recale en la Legislatura.

Se paga desde enero. Otro pedido que condiciona a Pérez es que el aumento salarial corra a partir de enero de 2013. Tanto ATE, como el SUTE y los judiciales han exigido lo mismo al Ejecutivo.

Para Guevara, del SUTE, ese es el mejor logro obtenido hasta ahora. Los maestros firmaron este martes un acuerdo paritario con el Gobierno donde establecieron el blanqueo salarial y la equiparación de asignaciones familiares con la Nación como principales condiciones del arreglo.

La próxima reunión paritaria con el SUTE se hará el 10 de diciembre y entonces sí se empezará a hablar de plata. En ese encuentro, los maestros tratarán de hacer pesar a su favor el debate de la ley provincial de Educación, que entre sus pilares menciona la necesidad de fijar un presupuesto educativo que sea equivalente al 35 por ciento de la pauta general, un poco más de lo que recibe hoy.

De todos modos, el líder de los docentes cree que el arreglo no llegará antes de febrero, por lo cual los aumentos que se obtengan se pagarán en forma retroactiva.

Los empleados judiciales, por su parte, se verán las caras con los paritarios del Gobierno el 20 de este mes y guardan alguna esperanza de acordar la suba salarial de 2013 por la vía pacífica, a pesar de que este año le hicieron al Gobierno un extenso paro. "De esta manera se evitaría el conflicto permanente año tras año", afirmó el sindicalista. Aunque vale decir en este sentido que la gestión de Pérez busca que se apruebe en la Legislatura una ley de autarquía financiera que dejaría el problema salarial de la Justicia en manos de la Corte.

Comentá la nota