Gremios rechazan tope del 20% a las subas salariales

Rareza de este momento político, ayer la CGT oficialista y la opositora coincidieron en una misma posición: salieron a rechazar la intención de la Casa Rosada de imponer un tope del 20% a los aumentos salariales del año que viene.
“El Gobierno sueña si cree que vamos a aceptar un techo en la discusión paritaria”, dijo anoche a Clarín Hugo Moyano, jefe de la central sindical anti K. Y agregó: “Nosotros seguiremos discutiendo las subas en base a la inflación del supermercado y no la del INDEC”.

Aunque con una posición menos frontal, en la CGT oficialista que encabeza el metalúrgico Antonio Caló también criticaron la iniciativa de ponerle un techo a la discusión paritaria. “No lo vamos a aceptar”, anticipó un miembro de la “mesa chica” de la central sindical alineada con la Casa Rosada.

La semana pasada, en la reunión que sindicalistas mantuvieron con el jefe de Gabinete Jorge Capitanich, el dirigente estatal Andrés Rodríguez remarcó que “Las paritarias siempre se llevaron adelante con mucha responsabilidad” y que “las negociaciones siempre fueron libres”.

Un sindicalista que estuvo en esa reunión recordó ayer que Capitanich no retrucó nada, con lo que todos se fueron de la Casa Rosada con la sensación de que no habría topes en las discusiones salariales.

Ante las versiones de lo que se avecinaría, los dirigentes de la CGT oficialista ayer se cruzaron llamadas para ver si alguno tenía información de primera mano del Gobierno. “Hasta ahora a nadie de nosotros le dijeron semejante cosa”, aseguró un sindicalista de la central oficialista.

Otro dirigente alienado con la administración K completó: “Ningún gremio, ni siquiera los opositores, se desmadraron en sus negociaciones en todos estos años.

Carece de sentido que ahora se quiera poner tope ”.

Pero Hugo Moyano se tomó las versiones más en serio. “Si ponen un tope estaríamos lisa y llanamente ante el final de las paritarias. Tienen que ser libres, y si no que den las subas por decreto”.

De acuerdo con el líder camionero, poner un techo a las subas salariales sería “un gran ajuste encubierto. Y como es sabido los ajustes siempre lo terminan pagan do los trabajadores”.

Moyano sostuvo que ni aún si el Gobierno pactase con la patronal que no aumenten los precios estaría de acuerdo con un tope a los aumentos de sueldos: “¿Quién garantizaría que ese acuerdo se cumpla y no perjudique a los trabajadores?”, se preguntó.

Comentá la nota