Gremios reclaman al Gobierno definir la reforma de Ganancias antes de paritarias

Gremios reclaman al Gobierno definir la reforma de Ganancias antes de paritarias
Lescano, de la central más afín al Ejecutivo, pidió resolver el tema previo a la discusión salarial. En los gremios rechazan la imposición de un tope de 20% para los aumentos
ELIZABETH PEGER Buenos Aires

La CGT que conduce Antonio Caló prevé retomar a partir del 20 de enero las negociaciones formales con el Gobierno por la reforma del impuesto a las Ganancias comprometida por la presidenta Cristina Fernández. Para el Ejecutivo, los cambios en el tributo configuran una herramienta clave para moderar los aumentos salariales de las próximas paritarias en un tope cercano al 20%. También para buena parte los gremios más afines a la Casa Rosada, la rebaja de la carga del impuesto sobre los salarios emerge como una condición necesaria y previa a la discusión de los aumentos, aunque se resisten a aceptar cualquier techo salarial inferior a una inflación real que estiman en el orden del 25%.

La postura de la central obrera que lidera Caló fue blanqueada ayer por el titular del gremio de Luz y Fuerza y dirigente del llamado grupo de los “gordos”, Oscar Lescano. “Antes de discutir los aumentos (de sueldos) tiene que resolverse lo de Ganancias”, remarcó Lescano al ser consultado por El Cronista y desestimó que la rebaja impositiva pueda hacer que los gremios acepten un tope del 20% para la recomposición salarial. Incluso, el dirigente comentó que en el caso de la negociación salarial de su actividad ese nivel de incremento sería solo posible para el primer semestre y con la garantía de una discusión de una suba adicional para el resto del año. “Para nosotros puede ser, pero siempre contando con la cláusula de que a mitad de año hay que revisar lo que pasó”, afirmó.

La reforma de Ganancias constituye el primer tema de la agenda que la primera línea de la central más cercana al Gobierno negociará en las próximas semanas con funcionarios kirchneristas. En el entorno de Caló estiman que esas discusiones se iniciarán después del 20 de enero, por lo que apuran el texto final de la propuesta de cambios elaborada por la entidad, con el asesoramiento de ex funcionarios de la AFIP como Alberto Abad y economistas como Daniel Carbonetto. La iniciativa gremial contempla la suba del mínimo no imponible y la modificación integral de las alícuotas y escalas del tributo, de manera de reducir la carga impositiva sobre los salarios inferiores a $ 20 mil.

“La intención es que esto se defina antes de las paritarias, es la promesa que nos dieron, pero esperamos algunas señales concretas del Gobierno” para iniciar la discusión, comentó otro dirigente de la central obrera.

Paritaria docente

La rebaja de Ganancias también se convirtió en una prioridad para los gremios docentes que comenzarán la discusión para definir la suba salarial del sector en la tercera semana de enero. En el encuentro preparatorio para esa negociación realizado a mediados de diciembre, los referentes sindicales que se reunieron con el ministro de Educación, Alberto Sileoni, advirtieron que no formalizarán ningún reclamo de aumento hasta que no se resuelvan los cambios sobre el tributo. Esa situación, según alertaron los representantes de los maestros, condiciona el normal inicio del ciclo lectivo, previsto para la última semana de febrero.

La paritaria docente, junto con la negociación en marcha de los bancarios, es crucial para los planes del Gobierno, ya que el aumento que se defina constituirá un caso testigo para la mayoría de las discusiones que arrancarán entre marzo y abril.

Comentá la nota