Gremios saldrán a la calle por una Justicia autónoma

La Bancaria, que pide la devolución de fondos de la Caja, sumó el aval de la CGT, la CTA y ATE para marchar

Apenas apareció su figura en la pantalla, el público colmó de silbidos y abucheos el salón. Un video del interventor de la Caja Popular de Ahorros (CPA), Armando Cortalezzi, arrancando carteles de La Bancaria de las paredes de la institución caldeó el ambiente para la conferencia.

La Asociación Bancaria, con el respaldo de la Corriente de Opinión Gremial, anunció ayer que marcharán hacia los Tribunales provinciales antes de fin de mes para exigir un mejor funcionamiento de la Justicia. En concreto, apuntaron a la reactivación de la causa por el desaparecido Banco Noar, a la investigación del supuesto espionaje de dirigentes en el Club Caja Popular y a la denuncia por supuesta malversación de caudales públicos contra el ex interventor, Eduardo El Eter.

Con los bancarios y el resto de los gremios en la calle, el enfrentamiento con el Poder Ejecutivo por la CPA promete recrudecer.

"Queremos que haya justicia. Todo el mundo sabe que en Tucumán así como está neutralizado el Poder Legislativo, la Justicia es el brazo largo del gobernador, José Alperovich. Es una suerte de apéndice donde se tapan cosas. La Justicia de (Antonio) Estofán y (Claudia) Sbdar no funciona", manifestó ofuscado el dirigente nacional del gremio, Carlos Cisneros. Además de Eduardo Bourlé (Bancaria local), estuvo acompañado por los representantes de la Corriente de Opinión, Jesús Pellasio (CGT), Salvador Agliano (CTA) y Martín Rodríguez (ATE).

"Quisieron archivar la causa de persecución que lleva la fiscala María de las Mercedes Carrizo. La misma que archivó causas contra funcionarios. En la otra, contra El Eter, la fiscala Marta Rivadeneira se deshizo de ella y la pasó al fiscal Guillermo Herrera sin notificarnos. Todo el mundo sabe que él es una suerte de (Norberto) Oyarbide en Tucumán ¡Va sobreseyendo a todos los funcionarios de Alperovich!", describió ofuscado Cisneros.

El dirigente reclamó también la normalización de la CPA y recordó que hoy la entidad crediticia cumple 88 años. "A la Caja no se la pudo llevar puesta ni la dictadura militar", concluyó.

Agliano (CTA) expresó que los $ 172 millones que tomó el Gobierno representan una actitud de "hago lo que quiero" de Alperovich. "Es una gestión corrupta y hay que defender el patrimonio de los tucumanos", afirmó.

Pellasio (CGT) dejó en claro que no pretenden una reunión con funcionarios. "Hay que combatir", arengó el dirigente rural.

Bourlé cerró el encuentro: "hoy vamos a Tribunales, mañana a la Casa de Gobierno".

Comentá la nota