Gremios de la salud piden una suba mayor a la de los docentes

Gremios de la salud piden una suba mayor a la de los docentes
Los sindicatos de la sanidad consideraron insuficiente un aumento al básico del 25% . Yedlin afirmó que el año será "complejo" desde el punto de vista económico y político. "Aún no hay números concretos", dijo
La diferencia entre el 25% y el 32%. Así podría medirse la distancia que separa hoy a los trabajadores de la salud del Gobierno. Al menos, durante la primera ronda de reuniones paritarias. En el diálogo inicial, los empleados del Siprosa plantearon sus pretensiones y los funcionarios deslizaron las posibilidades del Poder Ejecutivo (la primera cifra sería similar a la otorgada al sector docente).

Los ministros de Salud (Pablo Yedlin), de Gobierno (Edmundo Jiménez) y de Economía (Jorge Jiménez) recibieron, por separado, a los representantes de ATSA, AME, Sitas, Sumar y UPCN. Al igual que durante el año pasado, se espera que lleguen a acuerdos particulares.

"Estamos trabajando con los parámetros de negociaciones salariales anteriores. Números concretos no tenemos aún. Será un año complejo, difícil desde el punto de vista económico, pero aparte es político y electoral", reconoció Yedlin tras los encuentros. Resaltó la importancia del diálogo y aseveró que si bien la cuestión salarial es el "motor" de las reuniones, hay otras reivindicaciones en las que se encuentran trabajando. Explicó que durante esta semana llevarán adelante reuniones informales y que la próxima ronda quedó fijada para el jueves de la próxima semana. Los gremios, en general, afirmaron que pretendían lograr un porcentaje de suba a la base de cálculo que iguale o supere el incremento alcanzado en 2011; es decir, del 32%. Renée Ramírez (ATSA) explicó que plantearon en primera instancia el cumplimiento de los puntos pendientes del acuerdo del año pasado, como la regularización de empleados precarizados. "El que menos gana recibe $ 3.100. Venimos a pedir que se eleve el piso por lo menos un 32%. Queremos celeridad en las definiciones, que no se dilaten más allá de la nueva liquidación", consignó. José Luis Allori (AME) consideró "insuficiente" la suma otorgada a los docentes. "El porcentaje no puede ser inferior al conseguido en 2012, porque la inflación aumentó", argumentó. Entre otras mejoras, propusieron que se otorgue la función jerárquica a los médicos internos de los CAPS y que se mejore el pago para los profesionales que trabajan en zonas desfavorables. Adriana Bueno (Sitas) advirtió que recién a partir del próximo encuentro "afilarán lápices" para hablar de números. "Los extremos están distantes, pero pueden acercarse con las reuniones sin que haya necesidad de protestas. Queremos una cifra significativa con la que un trabajador no sólo pueda alimentarse sino también vestirse, tener una vivienda digna y educarse", especificó. También llevó a la mesa de negociaciones el pedido para el blanqueo de una cifra no remunerativa.

Sumar, en tanto, solicitó un incremento del 35%. "Pedimos que suba el ítem de responsabilidad sanitaria y que se pague el de salubridad. Inmediatamente después, tiene que ser debatida la Ley de Carrera Sanitaria", subrayó su titular, Noemí Díaz. Ernesto Baigorria (UPCN) añadió que plantearon la necesidad del pago de un sueldo anual más -en dos cuotas- por las horas extras que trabajan los empleados. "El salario tiene que ser piramidal y ya no es una pirámide sino un obelisco. El de arriba gana $ 20.000; y el de abajo, $ 3.000", reclamó el dirigente.

El ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, confirmó que las subas que se otorguen a los estatales serán retroactivas a marzo. Se acreditarán mediante una planilla adicional. Por otro lado, comentó que se encuentran avanzadas, en paralelo, las paritarias con los estatales. "Ayer recibí a los municipales del interior. Seguiremos la semana que viene, igual que con ATE y UPCN. Esperamos cerrar todas este mes", concluyó.

Comentá la nota