Los gremios temen que el déficit de la Caja implique una nueva reforma

Advirtieron que resistirán cambios que impliquen subir otra vez la edad jubilatoria, perder el 82% móvil o los años de aporte que se toman para realizar la liquidación. El jueves se movilizan los municipales
La falta de resultados positivos en la negociación entre la Provincia y la Nación por el crónico déficit de la Caja de Jubilaciones, sumado al vencimiento del convenio que ambas partes mantenían hasta diciembre de 2011 por el cual la Anses cubría parte de ese rojo sistemático, provocó que primero los jubilados municipales de la provincia y ahora los gremios estatales que representan a los activos encendieran una alarma sobre

el sistema previsional cordobés.

Es que sin el apoyo estatal, el Gobierno de José Manuel de la Sota debe aportar 120 millones de pesos mensuales para mantener al esquema jubilatorio equilibrado. En medio de la estrechez financiera que padece la provincia y que ya llevó a muchos intendentes a pensar en la posibilidad de que Córdoba emita cuasimonedas, los agentes públicos temen que todo termine con una nueva reforma de la ley de jubilaciones de la provincia y que ello implique la pérdida de beneficios que hoy se destacan frente al mismo sistema nacional.

Por caso, los gremios estatales que aportan a la Caja, entre los que están los docentes, bancarios, empleados de la administración, policías, judiciales y trabajadores municipales del interior, desconfían de la “armonización” porque temen que eso implique la caducidad del 82% móvil, modificaciones en las edades jubilatorias y cambios en la cantidad de años de aporte que se toman como promedio para calcular el haber previsional.

“El déficit crónico de la Caja de Jubilaciones se debe a que los gobiernos provinciales de turno echaron mano ante sus necesidades. Y nos estamos haciendo cargo los activos de todo el sistema. Incluso no hay que olvidar que aportamos 18% de nuestros salarios mientras a nivel nacional se aporta sólo el 11%”, remarcó Juan Simes, el secretario general de la Uepc Río Cuarto, quien admitió que ayer hubo numerosos afiliados que se comunicaron con el sindicato a partir de la inquietud planteada por los jubilados municipales de la provincia en una nota de PUNTAL. Por eso, el dirigente sindical planteará la preocupación en un plenario de secretarios generales de toda la provincia que se realizará hoy en Córdoba.

Desinversión

“Acá hay una clara desinversión por parte de la Provincia sumado al incumplimiento que la Nación viene mostrando con respecto al sistema previsional cordobés”, agregó Simes.

Del otro lado, Juan Paglialunga, titular del Sep Río Cuarto admitió que “cuando Schiaretti avanzó con la última modificación ya perdimos beneficios en cuanto a las edades y las condiciones de la jubilación. Como sindicato desde luego que vamos a resistir cualquier nuevo intento de volver a cambiar esas condiciones en contra de los jubilados”, explicó el dirigente.

A su turno, Juan Simes reiteró que “la verdad que hasta aquí la historia no nos deja margen para ser optimistas si es que se intenta una nueva reforma previsional en la provincia. Porque hasta aquí fueron siempre en tono de ajuste”, indicó el secretario general de la Uepc Río Cuarto.

Ayer, los jubilados municipales habían advertido que “la posible reforma del sistema previsional nos perjudicaría a los pasivos y a los futuros jubilados, porque no contemplaría el 82% móvil y no habría actualización por sector, como hay ahora, sino que se regiría bajo las condiciones de la Nación, con dos aumentos por años fijados por el Gobierno”, señalaron Víctor Muñoz y Mario Alesci, presidente y secretario respectivamente del Centro de Jubilados Municipales de Río Cuarto.

Por su parte, la Asociación de Jubilados de la Provincia de Córdoba (Ajupracor) fue más allá y apuntó que “evidentemente la experiencia del descomunal ajuste que cayó sobre los jubilados nacionales eliminando el 82% móvil y arrojando a la miseria y el abandono a casi cinco millones de ellos (76% del padrón con un haber mínimo de $1.647) quiere ser repetida en los jubilados cordobeses”, aseguró la entidad.

Por último, Juan Monserrat, secretario general a nivel provincial de la Uepc, intentó llevar tranquilidad al relativizar las posibilidades de reforma del sistema. “No hay nada concreto por ahora y en todo caso, la armonización del sistema especial de Córdoba con el especial docente de la Nación no arrojaría demasiadas diferencias. Es más, en algunos puntos podríamos ser beneficiados incluso”, destacó.

En cambio, Ajupracor destacó en un comunicado que el cálculo para las nuevas jubilaciones se haría sobre el 52% del promedio de los últimos 10 años.

Comentá la nota