Gremios del transporte reclaman ver a Cristina

DIRIGENTES DEL PARO DEL 31 DE MARZO BUSCAN MANTENER EL PROTAGONISMO

Los gremios del transporte, protagonistas del último paro nacional, le pedirán hoy una audiencia a Cristina de Kirchner para retomar la agenda de reclamos pendientes, con el Impuesto a las Ganancias como eje principal. Será un movimiento táctico, sin esperanzas de una respuesta positiva de parte de la mandataria, pero que les permitirá a los sindicatos del transporte mantener la centralidad en la interna del movimiento obrero.

Los referentes de 22 organizaciones sindicales se reunirán desde las 10 en la sede de la reflotada Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), un sello que se quedó con la mayoría de los gremios del sector y que mantiene un perfil opositor al Gobierno nacional. La de hoy será la primera reunión con la inclusión de dos entidades clave que en lo formal reportan a la CGT oficialista: la Unión Tranviarios Automotor (UTA, colectiveros) y el sindicato de maquinistas de trenes La Fraternidad. 

Con esas incorporaciones, la CATT pasó a ocupar un lugar estelar en el firmamento sindical. Sus miembros, sobre todo Roberto Fernández, de UTA, y Omar Maturano, líder de La Fraternidad, fueron los que garantizaron la contundencia de la huelga del 31 de marzo. En sentido inverso, su decisión de no promover otra medida de fuerza obligó a las centrales sindicales opositoras (las versiones de la CGT de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, y la CTA de Pablo Micheli) a desistir de convocarla. 

Para el encuentro de hoy, en el edificio de la avenida Jujuy al 1000, los sindicalistas descartan el llamado a una protesta. En cambio, discutirán el texto de una solicitada a publicar en diarios nacionales para exteriorizar el pedido de audiencia a la jefa de Estado. Los referentes anticipan un tono firme pero respetuoso, que intentará mostrar voluntad de diálogo por parte del sector. Los sindicalistas le recordarán a la mandataria, además, que ya tuvieron hace más de un mes un encuentro con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y con el ministro de Trabajo,Carlos Tomada, sin respuestas a sus demandas. 

La "mesa chica" de la CATT la integran su líder formal, el portuario Juan Carlos Schmid (candidato de Moyano a la jefatura de una CGT reunificada), Roberto Fernández, Maturano, el camionero Omar Pérez y el aeronavegante Juan Pablo Brey

Los planes del sector apuntan a mostrarse ante los presidenciables como la referencia ineludible del sindicalismo con "poder de fuego" (es decir, de paralización) y, en las negociaciones por la eventual fusión de la CGT, imponer a uno de los suyos para la jefatura o al menos incidir con fuerza en el armado de una nueva conducción.

Comentá la nota