Grieta en la CGT: la UTA reclama la conducción

Grieta en la CGT: la UTA reclama la conducción

Sergio Medina, titular de la Unión Tranviaria Automotor a nivel local, se hizo presente en la sede de la Confederación General de Trabajo para reclamar el puesto que dejó vacante Pedro Fernández, su “ex” ladero. “Este lugar le corresponde a la UTA”, dijo el dirigente gremial acompañado por la UOCRA, Camioneros y SIVARA, en medio de una ruidosa movilización.

La “expulsión” de Pedro Fernández como secretario adjunto de la UTA (Unión Tranviaria Automotor) a nivel local, a través de una asamblea, y su posterior “licencia” como secretario general de la CGT, desencadenó una feroz interna en la Confederación General de Trabajo, mientras Jorge Váttimo ocupa (provisoriamente) la secretaría general.

Es que, durante toda la jornada de este miércoles, desde la UTA que comanda Sergio Medina dejaron en claro que “este lugar le corresponde a la Unión Tranviaria Automotor” y “a elecciones se convocará cuando lo dedican a nivel nacional”. Mientras tanto, según le confiaron a “el Retrato…”, la UOCRA, SIVARA, Gastronómicos y Camioneros apoyan esta movida, tal cual quedó reflejado en las puertas de la sede de la CGT (Catamarca entre Colón y Bolívar), que entre bombos y bombas de estruendo se hicieron nota.

Nos reunimos el lunes con los sindicatos y pasamos para hoy una nueva reunión. Si se pregona la unidad con todos los gremios, lo más lógico sería que estuvieran todos y no lo están”, disparó Medina en diálogo con “el Retrato...” y, a la vez, agradeció el acompañamiento de Camioneros, Sivara, UOCRA y Gastronómicos, entre otros.

“La Brava”, presente

Como ocurriera en la reciente movilización de la UTA frente a la Municipalidad, que apoyó fuertemente el último aumento del boleto de colectivo, un grupo de hinchas de Alvarado se hicieron parte en la manifestación de este miércoles. Con bombos (con la leyenda de “La Brava”) y trompetas, marcaron el ritmo en plena calle, mientras los transeúntes y propios trabajadores filmaban y sacaban fotos, entre bombas de estruendo por doquier.

Coment� la nota