Guardavidas analizan medidas de fuerza

Las acciones gremiales, esta vez, serían progresivas. Al momento, descartaron un paro durante el fin de semana largo. La negociación para paritaria, tras la suspensión de la semana pasada, no tiene nueva fecha
La demora que registra la firma de un acuerdo salarial entre guardavidas y Municipio podría desembocar, en los próximos días, en una medida de fuerza por parte de los rescatistas que garantizan la seguridad en las playas públicas de Mar del Plata.

Así se lo advirtió a El Atlántico, el secretario general de la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA), Diego Sánchez Cabezudo, que se quejó de la “contante” dilación que recae sobre el no consensuado convenio salarial que desde hace un mes mantiene en contacto permanente a rescatistas y Ejecutivo.

El dirigente confirmó, en tal sentido, que hasta el momento no han recibido notificación alguna por parte de los funcionarios para retomar las negociaciones suspendidas la semana pasada, cuando el sector rechazó la oferta oficial por un 25% de incremento desdoblado y a pagar entre noviembre y enero. Este medio intentó, aunque sin éxito, contactarse con el secretario de Gobierno, Ariel Ciano, para conocer, en caso de que ya estuviera estipulado, el día y hora del próximo encuentro en sede ministerial.

“El Ejecutivo tiene que acercar una solución porque estamos hablando de que la seguridad en playas es un cuidado indelegable del Estado para con la ciudadanía. Es una obligación pública, un servicio indispensable que tiene que defender el propio Municipio. Nosotros queremos evitar un paro de actividades, y por eso que analizamos medidas de fuerza intermedias, como puede ser una movilización, si es que no hay acuerdo en esta semana. Pero obvio que si esto se sigue dilatando, vamos a tener que adoptar acciones más concretas”, aclaró Sánchez Cabezudo.

El secretario general de UGA explicó que el ofrecimiento municipal del 25% desdoblado fue rechazado porque “en la ciudad no pueden existir guardavidas A y guardavidas B”. “No puede haber dos categorías porque su función es la misma y su profesión también. Aparte, no podemos permitir que el Municipio no garantice igualdad de condiciones y genere una discriminación para con sus propios empleados”, se despachó el dirigente que, junto a Néstor Nardone, del Sindicato de municipales, defiende los intereses de los 330 rescatistas que se emplean en el sector público.

Pese a que hace un mes, el debate salarial llegó al Ministerio de Trabajo de Provincia, que preside José San martín, Sánchez Cabezudo recordó que las conversaciones con el Ejecutivo se iniciaron a mediados de agosto. “Desde ese momento estamos hablando. Se acordaron cuestiones accesorias a lo salarial, pero los sueldos se dilataron. Ya empezamos la temporada y no hay certezas económicas”, se quejó el referente de UGA.

“El incremento le supone al Ejecutivo un desembolso de 400 mil pesos durante la temporada. No es una cifra inalcansable. Además, ellos van a aumentar las tasas municipales en el mismo porcentaje que nosotros le pedimos que cierren el acuerdo”, completó Sánchez Cabezudo.

La negociación de los rescatistas con la gestión del intendente Gustavo Pulti carga con el acta que ya firmaron guardavidas privados y concesionarios de balnearios. En el Ministerio de Trabajo de Nación, hace más de tres semanas, acordaron un 25% de incremento a pagar de una sola vez. Este documento oficia, desde entonces, como parámetro del debate que aún no tiene una fecha de concreción.

Comentá la nota