Guardavidas bonaerenses siguen de reclamo: pararon en Pinamar y en Miramar

Guardavidas bonaerenses siguen de reclamo: pararon en Pinamar y en Miramar

Las medidas de fuerza llevadas adelante este último domingo prometen continuar en ambos distritos. Se suman al trabajo a reglamento que implementaron días atrás los socorristas de Villa Gesell.

La situación de los trabajadores encargados de brindar seguridad en playa en varios de los distritos de la costa bonaerense, suma semana a semana episodios de conflicto que han llegado a incluir varias medidas de fuerza, tal es el caso de los guardavidas de Pinamar, que con el paro de este domingo 24 de enero registran al menos tres jornadas con cese de actividad por diversos reclamos en lo que va de la temporada.

Luego de que días atrás los socorristas de Villa Gesell decidieran trabajar a reglamento durante una jornada, la lista de reclamos se amplió durante el último fin de semana a los guardavidas de General Alvarado, que permanecieron en sus puestos de trabajo pero sin prestar servicio también durante este domingo.

En diálogo con 0223, Fernando Espinach, Secretario Adjunto de laAsociación Guardavidas Pinamar (AGP), adelantó que el jueves próximo habrá una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación para tratar “la resolución municipal, que aún no se ha hecho efectiva, ni dejaremos que se haga, de recortar el período de trabajo de algunos compañeros desde el 1 de febrero. Son despidos arbitrarios que anulan toda posibilidad de diálogo constructivo para superar las dificultades”, expresó al respecto.

Según especificó el dirigente, la medida del gobierno del intendente Yeza llega en momentos “inoportunos”. El sindicato espera desde hace 17 días que la comuna cumpla con el “compromiso asumido ante Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires de subsanar los incumplimientos que ponen en riesgo la seguridad de toda la población y de cada trabajador”, relacionados a la falta de guardavidas en algunos puestos y a la inexistencia de elementos de trabajo en otros tantos.

De acuerdo a lo que denuncia la AGP desde diciembre pasado, “no solo no se ha revertido la falta de apego al cumplimiento de normas sino que se ha agravado con la negativa del municipio a dar comienzo a la paritaria solicitada formalmente”.

Por último, la asamblea de la asociación repudió “la negativa a la negociación paritaria en buena fe que sostienen los empresarios de Pinamar que luego de 7 audiencias para recomponer el salario de los guardavidas en un contexto de aumento de precios, hicieron una última oferta del 5%, negándose a concurrir a las audiencias ante el Ministerio de Trabajo”.

En tanto, en Miramar, aunque la situación al momento no parece ser tan delicada, mereció igual que los guardavidas decidieran ir al paro y anticiparan que “no será el único sino somos escuchados”. En ese distrito, el conflicto se relaciona también con el incumplimiento de la ley provincial 14.798, que regula su actividad, entrega material de trabajo y asegura el mantenimiento de los refugios.

Comentá la nota