Los guardavidas de Pinamar están de paro y recomiendan no meterse en el mar

La Asociación de Guardavidas de la localidad costera de Pinamar (AGP) inició anoche un paro general ante "el grave incumplimiento de las normas en balnearios y paradores".
La asociación explicó que hay "fallas muy importantes que se reiteran todos los años", además de calificar como "caprichosa y arbitraria" la negativa patronal a negociar la paritaria.

"El Ministerio de Trabajo bonaerense prometió esa negociación paritaria luego de finalizada la temporada de verano, lo que resulta inexistente", señaló, por lo que los dirigentes de la organización sindical ratificaron la medida de acción directa y recomendaron a los turistas "no meterse hoy en el mar".

En un comunicado gremial se detalló que hay más de veinte balnearios sin guardavidas y el 80 por ciento de los puestos no tiene los elementos de seguridad mínimos y obligatorios, "lo que genera un perjuicio directo a los trabajadores" de la actividad y ocasiona "un peligro serio para la seguridad de la comunidad".

"La caprichosa y arbitraria negativa a negociar paritarias, postergadas hasta después de la temporada, demuestra un total desprecio a los trabajadores que cuidan la vida de los visitantes de Pinamar y afrontan la tarea diaria, mientras soportan haberes adeudados y mal liquidados y contratos ilegales", dijo el gremio.

Los dirigentes aseveraron que hasta tanto "no se subsanen las faltas y derechos vulnerados se aplicará un plan de lucha, iniciado ayer con un paro total a partir de las 15".

Los guardavidas responsabilizaron a "los empresarios ocupantes del frente marítimo de Pinamar" y reclamaron "comprensión" de la población.

Los guardavidas responsabilizaron por la situación y sus eventuales consecuencias a "los empresarios ocupantes del frente marítimo de Pinamar" y reclamaron "comprensión" de la población, ya que "la protesta fue decidida para mejorar la seguridad".

El secretario adjunto del gremio (AGP), Fernando Espinach, explicó esta madrugada que todo trabajador negocia con los grupos empresarios con normalidad en el país desde hace muchos años, aunque "los guardavidas deben aguardar el fin de la temporada".

"Es decir, trabajarán todo el verano y, luego, o cuando esos empresarios tengan tiempo -como adelantaron por escrito- y reúnan ganas y voluntad, procurarán observar cuánto el personal trabajó, cuántas horas y en qué condiciones, lo que es ridículo e inaceptable", puntualizó el dirigente en un comunicado de prensa.

Espinach detalló que "los ocupantes del frente marítimo pasan por sobre la municipalidad. Muchos no abonaron el canon ni firmaron el contrato y están siendo intimados. Tampoco cumplen con el servicio de guardavidas, ocupan muchos más metros de frente, muchas más carpas y sombrillas y, el Ministerio de Trabajo, detectó infracciones y aplicó sanciones porque más del 80 por ciento del personal está en negro y no se contrata a los guardavidas".

"Existe la pretensión de burlar a todo el Estado, los trabajadores y la comunidad", concluyó el gremialista.

Comentá la nota