Con el guiño de Cristina, Yasky va al Congreso a pedir por la libertad sindical

Con el guiño de Cristina, Yasky va al Congreso a pedir por la libertad sindical
El líder de la CTA y Depetri presentarán un proyecto de ley en febrero. Exigirán regular las elecciones de los gremios.
La CTA que responde a Cristina Kirchner presentará en febrero un proyecto de ley para habilitar la creación de más de un gremio por rama y regular las elecciones de los sindicatos.

“Queremos que las organizaciones simplemente inscriptas tengan los mismos derechos que las que tienen personaría. Lo hablamos con Cristina hace unos meses y en febrero lo presentará el diputado Edgardo Depetri”, anunció a LPO Hugo Yasky, secretario general de la CTA afín a la presidenta.

Como adelantó LPO, Cristina Kirchner amenaza a los sindicatos más poderosos con quitarle la exclusividad de la representación.

Según pudo saber LPO, Tomada le habría dado a entender al metalúrgico Antonio Caló, jefe de la CGT que habla con el Gobierno, que sólo frenaría la reforma a la ley sindical si aceptaban poner un techo del 18 por ciento en paritarias.

Hasta ahora, sólo consiguió que no adelanten sus pretensiones: “Esperemos a marzo, a ver cómo evoluciona el acuerdo de precios”, le dijo a LPO Abel Furlón, vocero de la UOM.

Es que el kirchenrismo será, en definitiva, el que defina la suerte de este proyecto en el Congreso. “No tenemos apuro. Depetri lo presentará y cada bloque lo discutirá”, aclaró Yasky a LPO.

En 2008 la Corte Suprema de Justicia emitió un fallo que habilitó la elección de delegados de base en las empresas.

Fue un golpe a los gremios poderosos pero no les restó poder, porque mantuvieron la exclusividad en las paritarias y el control de las obras sociales.

Cada vez que le consultan sobre el tema, el ministro se desentiende del asunto y dice que deben resolverlo los propios gremios.

La relación del Gobierno con los sindicatos históricos está en su peor momento. El lunes Hugo Moyano y Luis Barrionuevo reunieron a sus centrales gremiales en Mar del Plata y sumaron a los colectiveros y maquinistas de trenes.

En este escenario, Cristina está dispuesta a profundizar su afinidad con la CTA y habilitar la discusión de su histórico reclamo de obtener personería.

“Esto no va a ser la Ley Mucci (el frustrado proyecto de Alfonsín para permitir la libertad sindical). No queremos una fragmentación total como en Chile, pero sí que las organizaciones puedan participar en los conflictos y se les reconozcan los derechos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En las fábricas no permiten que hayan delegados y se apliquen códigos de descuento”, planteó Yasky.

Cambios en las elecciones

Yasky no sólo va por la personería gremial: pedirá un código nacional que fije normas para las elecciones de los sindicatos.

“La idea es que sean normas generales por encima de los estatutos de los gremios”, especificó el líder de la CTA.

Se trata de un punto tan o más álgido que el anterior: los históricos jefes sindicales permanecen en sus cargos durante décadas y rara vez cristalizan sus actos electorales y rara vez tienen rivales.

De hecho, fue ese uno de los argumentos de Antonio Mucci, ex ministro de Trabajo de Alfonsín y autor de la ley de libertad sindical que fracasó en el Senado por el rechazo del neuquino Elías Sapag. Ahora vuelve a escena en un gobierno peronista.

Comentá la nota