¿Habemus unidad sindical? Mordizquito Santo en la Pastoral Social...

¿Habemus unidad sindical? Mordizquito Santo en la Pastoral Social...

"Los conflictos, si no se superan bien, nos separan, nos separan de Dios. El conflicto puede ayudarnos a crecer, pero también nos puede dividir. Nosotros no vamos por el camino de las divisiones, de la lucha entre nosotros, ¡no! Todos unidos, todos unidos con nuestras diferencias, pero unidos, unidos siempre, ¡que ese es el camino de Jesús! La unidad es superior a los conflictos, la unidad es una gracia que debemos pedir al Señor para que nos salve de las tentaciones, de las divisiones, de las luchas entre nosotros y del egoísmo" (Papa Francisco, Audiencia en la Plaza San Pedro, 9 de junio de 2013)

Mordizquito Santo está más santo que nunca. Luego de acordar todo en Baires, y de explicarnos como habrá bendiciones para todos los candidatos del Frente para la Victoria, a cambio de recibir la lista de legisladores llave en mano de parte de Cristina; puso proa hacia la "Perla del Atlántico", para participar de todas las reuniones de la Pastoral Social.

La Semana Social organizada por la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina es un acontecimiento obligatorio para todo político, candidato, gremialista, laico, chupa cirio o no, espacio vario pinto donde podes encontrar desde un Pérez Esquivel hasta María Eugenia Vidal, pasando por Capitanich o Luis Barrionuevo. En lo eclesiástico ocurre lo mismo, se juntan los laicos pro campo, anti K a fondo, más los encuestadores permanentes del desastre de la UCA, que nunca encuestaron pobreza durante los noventa, y las comunidades de base con el estandarte del Padre Mugica.

Esa fauna tan variada es la que siempre atrapa a Mordizquito, que disfruta conversando animadamente con unos y otros. A él le abren la puerta en todas las reuniones...

Cuando muchos pensaban y apostaban que los grandes protagonistas del encuentro podrían ser los pre candidatos a presidente para el 2015, ya en los días previos comenzó a crecer la expectativa relacionada con la actualidad sindical. La confirmación de la presencia de referentes de los cinco sectores gremiales actuales despertaba esperanzas en aquellos que vienen hablando de la necesidad de la total unidad del sector obrero.

"No es fácil Mordizquito, nos dijimos muchas cosas, nos puteamos bastante, hoy tenemos realidades diferentes, muy diferentes, mientras algunos pichuleamos un aumento para salir de la línea de pobreza, otros reclaman contra el impuesto a las ganancias, y usan el gremio para las aspiraciones personales. Pero los que estamos cerca del gobierno, también estamos medio podridos. La pingüinera es jodida. Por eso estamos cansados, nos peleamos afuera con otros gremios, pero adentro los pendejos nos ningunean. Ya estamos hartos", explicaba muy didáctico un sindicalista muy progre que describía las tensiones internas y externas que afectan al gremialismo argentino.

¿QUÉ HAY DE CIERTO VIEJO?

Mordizquito hizo un alto en el camino, salió por un rato de uno de los paneles, me invitó a tomar un café fuera del hotel. "Acá es imposible, hay una rosca en cada mesa, papá", me dijo para justificar la salida del 13 de Julio.

Ya instalado en lugar neutral, describió las movidas:

"Primero, la foto que buscaron y quisieron generar. Moyano, Barrionuevo y Caló, juntitos los tres, abrazos a fondo, diálogo amistoso, risas y alegría. Es más, Caló teóricamente se iba a ir el viernes a la tarde noche, y se quedó todo el fin de semana. Charló con todos, a fondo, con el Momo Venegas,  con Horacio Ghilini, y participó activamente de las diferentes mesas y presentaciones".

"Protagonistas de las reuniones, anota: Carlos Acaputo, hombre de Francisco; Jorge Lozano, el jefe aquí, al frente de la Pastoral Social, busca equidistancia, pero se le sale siempre un palito para Cristina; el Padre Pepe Di Paola, una onda Mugica siglo XXI; Monseñor Marino, jugando de local, un poco más suelto, pero no te olvides que fue secretario de Aguer por más de 25 años; y todos los sindicalistas presentes, Barrionuevo, Moyano y Caló, los de primera línea y algunos colados de segunda. Todos juntos, el sábado a la noche, cena y diálogo".

"Hay que recordar, que este año la reunión de la Pastoral tuvo como eje las palabras del Papa Francisco en relación a lo social, y especialmente sobre el carisma de la unidad". 

"La unidad del movimiento obrero renunciando al personalismo y eligiendo en un futuro muy cercano a un referente de todos los sectores que acompañe la transición, con igualdad, coherencia y respeto de las instituciones".

Ahí lo pare a Mordizquito porque estaba entrando en un trance político-religioso y gritaba agitando las manos mientras recitaba todo esto como un discurso! Lo pare y le pedí data concreta: 

"Mira, en un momento el nombre del futuro Secretario General de una gran central obrera unificada fue el de Juan Carlos Schmid, de Dragado y Balizamiento, pero luego se agregaron los nombres de Daer de Sanidad, y Plaini de los Canillitas. Pero todo con pinzas, todo en potencial, lo que es seguro es que primero hacen falta los renunciamientos de todos los líderes, y ahí arrancar a cerrar acuerdos y unidad. Ojo, pensá en la unidad de las tres CGT. A la CTA la veo cada vez más complicada, más separada, y muy aislada. Yasky quedándose solo, y Micheli recuperándose de algunos achaques y quedando siempre detrás de Moyano. ¡Si Hugo le deja de dar bola, queda más solo que Boudou en el Senado!". 

"Prestale mucha atención a lo que ocurra luego del mundial. Cuando deje de rodar la pelota, vas a empezar a ver muchas movidas gremiales conjuntas. Seguro, un paro, como dijo el Momo, luego de la copa porque sino no nos da bola nadie. Y ahí vas a empezar a ver algunos signos de unidad. Ah, en la reunión también se habló de fútbol. Huguito le tiene unas ganas locas a Independiente. Anotalo por ahí, como próximo presidente del rojo". 

"Flaco, estoy apurado, pero te cierro con esto. Toma nota, pibe: Acá lo importante es que la propuesta de la unidad surge del Papa Francisco, nuestro Bergoglio. El mismo que tomaba mate en el hotel en las pausas, y compraba libritos de Ediciones San Pablo cada vez que había un recreo. Y esto tiene un peso impresionante en los líderes gremiales. La palabra de Pancho es palabra santa! jajaja! Y la otra cosa. Saben que vienen cambios, y saben que vienen momentos difíciles. Por eso lo mejor es capear el temporal todos en el mismo barco". 

Desde la puerta, y recordando al General Perón, pegó un último grito: "¡Compañero, la unidad sindical es inevitable, obligatoria! Y ojo, porque como dijo el General, MARCHAREMOS CON LOS DIRIGENTES A LA CABEZA, O CON LA CABEZA DE LOS DIRIGENTES!" 

Y salió corriendo. Y otra vez, no pagó el café...

Coment� la nota