Habrá complicaciones mañana por el paro parcial del transporte

Habrá complicaciones mañana por el paro parcial del transporte

Los gremios interrumpirán los servicios en reclamo de un plus salarial y contra el impuesto a las Ganancias

Está todo orquestado para que la medida de fuerza tenga un impacto superior al de un paro parcial de tres horas en plena madrugada. Mañana, de 4 a 7, unos 20 sindicatos del transporte activarán asambleas de manera simultánea en reclamo de un plus salarial de $ 4000 por la inflación y de un cambio en las cargas del impuesto a las ganancias.

La protesta, sin embargo, alterará durante casi medio día el normal funcionamiento de los servicios de los colectivos urbanos, ómnibus de larga distancia, vuelos internacionales y de cabotaje, ferrocarriles y la actividad portuaria.

Así lo reconocieron ayer diferentes dirigentes gremiales que impulsan el reclamo. Uno de ellos fue Hugo Moyano, quien blanqueó que las protestas podrían prolongarse más de las tres horas previstas inicialmente.

"Cada uno lo aplica según la actividad en la que se desarrolla. Hay áreas que si se paralizan tres horas a la mañana después no pueden continuar. Cada actividad lo ha planificado y lo va a aplicar de acuerdo con su rubro", señaló el jefe de los camioneros.

En su gremio, que abarca 18 ramas de servicios, las asambleas serán escalonadas. "No hay algo uniforme, las asambleas serán en diferentes horarios, depende la rama", dijo el dirigente camionero Omar Pérez, el representante de Moyano en la reflotada alianza de gremios del transporte.

La medida gremial se sentirá de manera diferente sector por sector. En los puertos afectaría prácticamente toda la jornada. Las dragas que operan en las orillas de la isla Martín García no zarparán y las operaciones de carga y descarga para el comercio exterior se postergarían hasta el viernes.

En cuanto al transporte público de pasajeros habrá complicaciones hasta el mediodía, cuando se estima que recién se normalice la frecuencia de los servicios. La UTA adherirá a la protesta y los primeros colectivos comenzarán a circular desde sus respectivas cabeceras a partir de las 7. Lo mismo sucedería con el transporte de larga distancia.

Las líneas de trenes urbanos no brindarían servicios hasta las 10, según calcularon fuentes gremiales del sector consultadas por LA NACION. De madrugada habrá asambleas en las estaciones de Retiro y Constitución, aunque en la de Castelar sucederá algo curioso: Omar Maturano, jefe de los maquinistas de La Fraternidad, asistirá a la reunión de los trabajadores de la seccional de la Unión Ferroviaria, que encabeza Rubén Sobrero. Escenificarán la comunión de dos sindicatos que históricamente rivalizaron.

En los subtes porteños también habría complicaciones. Si bien la adhesión a la medida aún está en debate, el gremio de los metrodelegados coincide con los reclamos que planteó la alianza de sindicatos del transporte. "Lo definiremos sobre la marcha. El jueves tenemos una reunión con el gobierno de la ciudad para negociar un bono de fin de año y la reapertura de la paritaria. Dependerá también de eso", dijo Néstor Segovia, uno de los referentes.

VUELOS REPROGRAMADOS

La protesta obligará a reprogramar la cartelera de vuelos comerciales de cabotaje e internacionales. Si bien las asambleas están previstas de 5 a 8, en algunos casos podrían extenderse. Por ejemplo, los empleados de la estatal Intercargo, que ofrece el denominado servicio de rampa, definirán hoy si extienden su asamblea hasta las 10, lo que provocará retrasos.

La agrupación de gremios aeronáuticos anticipó por escrito a las empresas Aerolíneas Argentinas y Lan sobre las medidas de fuerza. Su intención es evitar que el malestar de los pasajeros apunte hacia ellos.

El Ministerio de Trabajo, que ya fracasó en sus negociaciones con los sindicatos del transporte, no dictaría la conciliación obligatoria porque las asambleas no serían consideradas una medida de fuerza para dictar la conciliación.

Sin unanimidad para activar un paro general, la alianza del transporte ensayará mañana con medidas parciales. Si no obtienen una respuesta favorable, ya evalúan profundizar sus reclamos.

MOYANO Y CALÓ, CON PLUS SALARIAL

Los gremios interrumpirán los servicios en reclamo de un plus salarial y contra el impuesto a las Ganancias.

JUAN CARLOS SCHMID

Dragado y Balizamiento

Integra la CGT de Moyano y su área de influencia son los puertos; desestima un paro nacional antes del fin de año.

OMAR MATURANO

La Fraternidad

Se apartó de la CGT oficialista y se acercó a Moyano; lidera casi todos los sectores ferroviarios. Empuja un paro..

Coment� la nota