Habrá medidas de “acción directa” de los gremios

Pese a que el gobernador Daniel Peralta, asumió el compromiso frente las organizaciones de la CGT, de discutir la reforma previsional con los Diputados para que se archive este proyecto que envió el año pasado, del otro lado de la vereda, La Mesa de Unidad Sindical advierte que no existen garantías para que esto suceda y marca una contradicción entre los dichos del mandatario provincial, y el vicegobernador, Fernando Cotillo.
ATE, ADOSAC, SOEM, judiciales, UPCN, y demás organizaciones se reunieron en la EGB Nº10 a las 16:00. Las novedades no fueron muchas en el plenario de los Trabajadores, porque desde aquel complicado 29 de diciembre en donde hubo graves incidentes afuera de la Legislatura y parte del radio céntrico de Río Gallegos, las organizaciones dejaron en claro que no aceptarían ninguno de los proyectos enviados por Peralta – como la emergencia económica y reforma jubilatoria.

Por eso, advierten que no tienen garantías de su aprobación en el recinto el próximo 8 de marzo, lo que derivó en analizar una medida de acción directa.

Naturalizar

“Hablar de reforma implica hablar de ley de emergencia económica, y quien debe retirarla es el Gobernador que es quien la instaló”, dijo a TiempoSur, Pedro Cormack, secretario general del gremio de los educadores.

El dirigente dijo que estas medidas traen consigo un ajuste “muy fuerte”, pero también “algún tipo de represión”

Sostuvo que existe una contradicción entre los dichos del Gobernador, y su vice, debido a que este último hizo declaraciones que “resultan desafiantes”, al advertir que es necesaria una reforma previsional.

“Hay un rechazo generalizado en la sociedad santacruceña (a las medidas) y eso no lo está viendo el Gobierno”, indicó y recalcó que es el Gobierno quien debe definir los aspectos centrales y “no lo está haciendo”. “No sólo es la CPS, sino también la Caja de Servicios Sociales, y llamado a paritarias que tampoco hemos tenido”, advirtió.

Cormack marcó que existe una “naturalización” de una situación de emergencia que el Gobierno pretende imponer al pagar los sueldos o con la incertidumbre de no saber si se pagarán.

“Eso lo que hace es naturalizar la emergencia que habría que discutirla porque los papales no están en la mesa”, vertió.

Además apuntó que las palabras del Gobernador “carecen de contenido”, cuando adelantó que la situación de al provincia será complicada durante los primeros 6 meses del año. “La provincia era una antes de las elecciones, y del día a la noche entramos a una crisis estructural.

Esta situación de, en 6 meses arreglar la provincia carece de legitimidad y son poco creíbles”, culminó.

Comentá la nota