"Los que hacen la huelga cobran sus sueldos al día y con aumento"

Expresó el gobernador Alperovich, que además aseguró que no acatar la conciliación obligatoria es “una aberración”. Bardón dijo que varios docentes están volviendo a las aulas.

El gobernador José Alperovich opinó ayer sobre la decisión de la Secretaría de Trabajo de la provincia de dictar la conciliación obligatoria para que los docentes universitarios a cesen el paro por tiempo indefinido que rige desde el 23 de mayo. La medida fue desconocida por la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT (Adiunt), que ratificó la protesta.

"Me parece una aberración, los chicos universitarios y secundarios de la Universidad están perdiendo el año porque no reciben clases. No guste o no, será imposible recuperar los días perdidos. Y los que hacen la huelga cobran sus sueldos al día y con aumento. Los más débiles, los rehenes, son los estudiantes", expresó, durante un contacto con la prensa.

"Muchos docentes ya volvieron a trabajar"

Expresó ayer la rectora de la UNT Alicia Bardón, en la Sala del Consejo Superior, donde brindó una conferencia de prensa y ratificó el pedido a los docentes, para que vuelvan a clases, en el marco de la Conciliación Obligatoria, que dictó el miércoles la Secretaría de Trabajo de la Provincia. 

Bardón aseguró que la Ley 14.786 establece que las partes deben retrotraer la situación al estado anterior al inicio del conflicto, absteniéndose de realizar medidas de acción directa, modificar las condiciones y formas en que se venían desarrollándose las relaciones laborales con el personal dependiente. "Vivimos en un estado de derecho y en ese contexto, hay leyes que regulan la actividad laboral. Por lo tanto, esperamos que los docentes comprendan la situación y acaten la medida", reflexionó.

Además mencionó que muchos docentes trabajan con normalidad en las facultades de la UNT, y que mediante asamblea han decidido no adherirse a las medidas de fuerza y continuar cumpliendo con sus funciones. "Yo creo que debemos pensar en los 70 mil estudiantes que tiene la UNT y en familias que se están viendo perjudicadas por este conflicto", concluyó.

La CTA - Tucumán cuestionó la conciliación 

"La conciliación obligatoria decretada por la secretaria de trabajo de la provincia de Tucumán, en el conflicto de los trabajadores docentes universitarios, no tiene validez legal alguna, y es un nuevo apriete de las autoridades de la UNT, el gobierno provincial de y el gobierno nacional", expresó en un comunicado la Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

Se trata "de nuevo atropello contra la democracia y la libertad sindical, del derecho a huelga de los trabajadores, con el que pretenden justificar su incapacidad de hacer funcionar la universidad llevándola a un verdadero lock out educativo", aseguraron.

Para la CTA "esta conciliación obligatoria, que no le corresponde dictar a la secretaria de trabajo de la provincia, que está al servicio de los negociados políticos y económicos entre el gobierno provincial y las autoridades de la UNT".

Mientras en las facultades sigue el paro, en las escuelas hacen huelgas rotativas de 48 horas semanales. Reclaman, entre otros puntos, una suba salarial del 40%, en un pago y retroactiva a enero, y que se incorpore al estatuto carrera docente y plena ciudadanía para los preuniversitarios.

El paro lleva más de 70 días y a la fecha no lograron nada. Dentro del gremio se profundizan las internas. El paro es cada vez más político y menos eficaz. La deserción en cada unidad académica es preocupante.

Padres de alumnos pedirán al Ombudsman la vuelta a clases

Un grupo de padres de estudiantes de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) se reunirán hoy a las 10.30 con el Defensor del Pueblo de Tucumán, Hugo Cabral preocupados por la huelga que lleva a cabo por la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Tucumán (Adiunt).

Pedro Martínez de Conciencia Ambiental, aseguró que "muchos jóvenes ya tuvieron que irse a sus provincias, totalmente desilusionados y sin ganas de continuar estudiando. Un caso emblemático es el de de una de nuestras chicas del grupo una joven jujeña, cuya madre vende bollos en la plaza de su ciudad y que gastó todo para que ella venga a estudiar, tuvo que volver a su tierra y perdió todo el esfuerzo de su madre, (traslado, pasajes, fotocopias, pensión, comida, expensas, etc. Injusticia total, pagan el plato roto los estudiantes. Vamos camino a perder el año de clases”.

Comentá la nota