Héctor Daer: "Macri debe rectificar muchas cosas"

Héctor Daer:

El dirigente de Sanidad representará a los gremios grandes en la nueva CGT

 la CGT unificada que nacerá mañana, Héctor Daer representará a la fracción que hasta diciembre fue kirchnerista. Por eso, tal vez, el segundo del gremio de Sanidad parece empeñado en dejar claro que la nueva central obrera está hoy, y así seguirá, bien lejos de la Casa Rosada.

El diputado massista criticó el plan económico "de prueba y error" del Gobierno y dijo estar preocupado por el empleo, la inflación y la amenaza de recesión. Además, negó que la CGT haya canjeado los fondos liberados a las obras sociales sindicales por paz social.

-¿Cuáles serán los primeros pasos de la CGT reunificada?

-Reunirnos para generar una agenda y una estrategia, tomar contacto con el poder político y el sector empresarial y, con alguna planificación, ir a ver al Papa.

-¿Ya iniciaron alguna gestión para ir al Vaticano?

-No. Pero creo que debemos hacerlo por el pensamiento que está teniendo Francisco respecto de combatir las desigualdades.

-¿Van a pedir una reunión con Macri?

-Sí, seguramente, y también con el ministro de Trabajo [Jorge Triaca], para decirles a los dos todas las cosas que creemos hay que rectificar, sobre todo en el rumbo económico y en las medidas sociales.

-¿El rumbo económico está claro para ustedes?

-Uno tiene el olfato necesario para notar que estamos ante una transformación estructural del modelo de país: de un país que intente desarrollar una industria a uno exportador de materias primas sin valor agregado e importador de bienes de consumo y de capital con un gran sistema financiero. Este esquema va a dejar a un pedazo de la población al margen del ciclo económico.

-¿Cuál es el plan económico del Gobierno?

-Hasta ahora es una sucesión de prueba y error. Vamos de traspié en traspié. No se cumplió ninguna premisa: que el cambio de gobierno iba a generar inversiones, que la salida del cepo iba a generar la normalización de la economía, que con el arreglo con los fondos buitre íbamos a desarrollar el país. Nada de eso pasó. Primero era el trimestre, después el semestre y ahora es el año. Hay más pobreza y desigualdad, y hay sectores que se han beneficiado muchísimo, como una parte del campo.

-¿Cómo van a manejar las diferencias políticas hacia dentro del triunvirato?

-Haremos todas las alianzas políticas necesarias para sostener los cambios que creemos necesarios.

-¿Qué piensan hacer si el Gobierno persiste en no reabrir paritarias?

-El Gobierno no debe preocuparse por las paritarias, sino por frenar la inflación, y no a través de una recesión. Que deje de nuestro lado la responsabilidad de sostener el poder adquisitivo de los trabajadores.

-¿Cuánto le preocupa la situación del empleo?

-Mucho. Cuando veo en el supermercado que las zanahorias son chilenas me pregunto cuánto falta para que esa lógica se traslade a los bienes de consumo y producción.

-¿El Gobierno se garantizó cierta "tranquilidad gremial" con los fondos a las obras sociales?

-Es un análisis totalmente erróneo. Vamos a analizar el rumbo del país y no estamos dispuestos a que los trabajadores pierdan ningún derecho. Nuestra posición no cambia.

-Usted integró el triunvirato de 2004, que fue un fracaso. ¿Qué puede aportar esa experiencia?

-Tenemos que encontrar la síntesis que nos permita funcionar en forma coherente y homogénea. Tener una sola posición.

-¿Cuánto va a durar el triunvirato?

-Cuatro años.

Comentá la nota