El hermano del “Che” Guevara llega a Río Negro invitado por ATE

El hermano del “Che” Guevara llega a Río Negro invitado por ATE

Juan Martín Guevara Lynch, el hermano menor de Ernesto “Che” Guevara, llegará la próxima semana a Río Negro para mantener un diálogo mano a mano con los militantes y dirigentes de ATE. Será en el marco del 50° aniversario del asesinato y paso a la inmortalidad de unos de los líderes revolucionarios más importantes del siglo XX.

Juan Martín, de 76 años de edad, es el hermano menor del “Che”, de quien lo distanciaban 15 años. El año pasado, junto a la periodista Armelle Vincent, escribió el libro “Mi hermano el Che”, de Alianza Editorial, donde relata algunos de sus inolvidables recuerdos.

En el anticipo de esa obra se señala que “cuando los Guevara se enteraron por la prensa de la muerte del Che, decidieron guardar silencio. Cincuenta años después, su hermano menor Juan Martín ha decidido compartir sus recuerdos y desvelar quién era el Che en la intimidad. Nos habla de Ernesto, aquel hermano mayor atento y protector, cómplice de secretos y aventuras infantiles. De sus viajes, estudios, primeros amores… Del aventurero idealista, intelectual comprometido y guerrillero en que se convirtió. De los dos meses extraordinarios que pasó con él en La Habana, en 1959”.

La palabra se hará carne el próximo viernes 3 de noviembre desde las 10 de la mañana cuando, secundado por el secretario general de ATE y CTA Río Negro, Rodolfo Aguiar, el menor de los Guevara se dirija a lo que ya se anticipa una multitud, en el Salón de Convenciones de la Fundación Cultural Patagonia sobre calle San Luis 2080, de General Roca, Río Negro.

En distintas notas periodísticas y consultado sobre quién fue el “Che”, el ilustre visitante, señala: “Yo puedo decir quién era Ernesto más que quién era el ‘Che’. Ernesto era mi hermano de sangre y el ‘Che’ mi compañero de ideas. Es muy difícil entender que uno tiene un hermano como cualquiera y que después se convierta en una figura como el ‘Che'”.

Con este encuentro, Juan Martín abre la puerta de su infancia y adolescencia con la idea de humanizar a la figura revolucionaria histórica, propone un diálogo abierto y franco sobre lo que fue la cuna de Ernesto, sobre su formación inicial y cómo se forjó en su niñez y adolescencia.

Coment� la nota