Hieren de 6 balazos a dirigente de la UOCRA

Se trata de Daniel Méndez, delegado del sindicato en Valle Medio, quien ayer por la tarde fue trasladado al hospital de Cipolletti. También hubo enfrentamientos entre dos facciones de trabajadores de la construcción en General Roca.
El sindicalista recibió las primeras curaciones en un centro de salud de Choele Choel, donde ingresó descompensado y con una importante pérdida de sangre.

Ayer ocurrieron dos hechos violentos que tuvieron a la UOCRA de Río Negro como protagonista. El primero sucedió alrededor de las 9, cuando el delegado del gremio de la construcción en Valle Medio recibió seis disparos en medio de un confuso episodio.

La víctima de la brutal agresión fue Daniel Méndez, quien por la tarde fue trasladado al hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti. Según trascendió, las heridas le habían ocasionado un grave compromiso arterial.

En ese sentido, la directora del hospital de Choele Choel, Patricia Bhone, confirmó que Méndez recibió seis heridas de bala, tres en cada pierna, comprometiéndole la zona del muslo y las arterias, por lo cual debió ser trasladado a un centro de mayor complejidad en Cipolletti.

La médica indicó que el sindicalista llegó al centro de salud “descompensado, en estado de shock y con una importante pérdida de sangre”. Allí le practicaron las primeras asistencias para compensarlo, le efectuaron transfusiones de sangre y realizaron estudios para determinar si se habían comprometido músculos y arterias con los disparos. Horas más tarde, cuando ya se encontraba estable, fue trasladado a esta ciudad.

La causa la lleva adelante el fiscal Miguel Ángel Flores y el juez subrogante, Oscar Gatti, quien caratuló el caso por “lesiones graves, abuso de armas y usurpación”.

En Roca

El otro violento hecho sucedió a las 15 en General Roca, donde dos grupos antagónicos del sindicato se entreveraron en una multitudinaria trifulca en donde volaron piedras, palos, piñas y patadas. Como resultado, un hombre de 60 años fue trasladado al hospital de esa ciudad con lesiones en la cabeza.

Según trascendió, todo se habría iniciado luego de un insulto de una de las personas que se encontraba frente a la sede roquense de la UOCRA dirigido a la columna de manifestantes que llegó desde otras ciudades del Alto Valle para respaldar al secretario general del gremio, Ricardo Diclérico.

Minutos después se hizo presente un importante grupo de efectivos policiales que lograron controlar el desbande que por esas horas se había generalizado. El operativo estuvo comandado por el Jefe de la Unidad Regional Segunda, Samuel Sánchez.

La situación no fue más grave debido a que el personal policial había detenido a las combis que trasladaban a los manifestantes cuando llegaban a General Roca sobre la Ruta 22 y decomisaron dos armas de fuego y media docena de cuchillos que eran transportados en un bolso. Además, en la sede gremial roquense se habían secuestrado cadenas, cachiporras, cuchillos y otros elementos que se encontraban guardados en el lugar, minutos antes de que se desencadenase el enfrentamiento callejero.

Comentá la nota