Homologan acuerdo salarial pero aún no está todo cerrado

Homologan acuerdo salarial pero aún no está todo cerrado

La notificación de la homologación del acuerdo salarial firmada por la Cámara Productora de Hidrocarburos y los gremios fue la principal novedad destacada ayer por el secretario general del sindicato petrolero de Chubut, Jorge Ávila. Las negociaciones se reanudarán hoy en el Ministerio de Trabajo por otras cuestiones no menores, como la supuesta baja de equipos de torre por parte de la operadora nacional.

En un marco de negociación que deja al descubierto una serie de irregularidades, tanto del Ministerio de Trabajo como de una de las cámaras empresarias, el sindicato petrolero anunció ayer -luego de una maratónica jornada de reuniones- que se logró la homologación del acuerdo logrado el pasado 1 de julio, con un aumento salarial en tres tramos y una suma fija de 20.000 pesos pagaderos en dos veces para todos los trabajadores del sector.

Las reuniones que comenzaron ayer por la mañana y se extendieron hasta las últimas horas, finalmente pasó a un cuarto intermedio para la mañana de hoy aunque, el titular del sindicato petrolero Jorge Ávila destacó por una parte y como lo más importante, “la notificación de los sindicatos petroleros, convencional y jerárquico, de la resolución 513/16 del Ministerio de Trabajo de Nación por la que se homologa el acuerdo paritario firmado entre la Cámara Productora de Hidrocarburos y los gremios petroleros de Chubut y Santa Cruz, el que establece el incremento salarial y la suma fija, lo que ya tiene obligación de pago sin ningún tipo de condicionamiento”.

Pese a ello, y ante el sostenimiento de posición de la CEOPE, se adelanta que “ratificado un acuerdo, que otorga un aumento para gran parte de los trabajadores pero con otro sector que por capricho de una cámara no lo obtendrá, se adelanta que desde el cuarto día hábil de agosto podría destaparse una ola de conflicto sin precedentes cuando un sector patronal desoye lo que marca una mesa negociadora pero por otro lado, y con otra marcada desprolijidad, desde el propio gobierno nacional se crea un clima de virtual enfrentamiento por el intento de eliminar el beneficio del reembolso de las exportaciones por puertos patagónicos para las operadoras petroleras de la provincia del Chubut”.

Ese acta del 11 de abril fue firmada por los ministros de Trabajo Jorge Triaca, José Aranguren de Energía y por Rogelio Frigerio de Interior por el Estado Nacional y por el propio gobernador chubutense Mario Das Neves y es el que, debido a las presiones de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires y la presión de los puertos de Bahía Blanca hoy se intenta eliminar, lo que causa el malestar del mandatario provincial y lo coloca en una dura discusión con el gobierno central.

Santa Cruz Norte

Por otra parte, desde el sindicato petrolero se advirtió también que “es inconcebible que en momentos en que se están llevando reuniones negociadoras establecidas por el propio Ministerio de Trabajo, la operadora YPF está notificando a algunas empresas de la paralización de equipos de torre -por lo menos 14- en Santa Cruz norte, lo que crea un clima de verdadero malestar e incertidumbre”.

El sindicato aclaró también que “algunas empresas están siendo notificadas que esa paralización comenzaría a partir del 30 de julio en un caso y del 30 de agosto en una segunda etapa, por lo que en el marco de las reuniones en Trabajo, se dejó establecido esta novedad de última hora. Es decir que, mientras se llevan reuniones en Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia, se conocía esta situación de parte de YPF por lo que -se preguntan- cómo podés estar llevando adelante discusiones negociadoras con las operadoras cuando al menos una de las operadoras está violando los articulados de la ley de empleo que obligan a las empresas a reunirse en paritarias pero también obliga a las empresas a respetar la preservación del empleo”.

Comentá la nota