A 24 horas del anuncio del paro de la CGT, Macri lanzará un plan para reducir daños

A 24 horas del anuncio del paro de la CGT, Macri lanzará un plan para reducir daños

El Presidente lanzará el plan "un millón de autos". La foto buscará anticiparse a la reunión de Consejo Directivo de CGT. La CTA eligió el 30 de marzo. Trabajo recibió a cuatro sectores en crisis.

El presidente Mauricio Macri presentará este miércoles un nuevo acuerdo con los gremios de trabajadores metalmecánicos (SMATA) y metalúrgicos (UOM) para promover la producción automotriz y aumentar el empleo, confirmaron a Letra P fuentes de la Casa Rosada. El anuncio, bautizado "Plan Un Millón", será encabezado por el jefe del Estado, además de Ricardo Pignanelli, titular de SMATA, Antonio Caló por la UOM y los ministros de Producción Francisco Cabrera y de Trabajo Jorge Triaca.  La puesta en escena, que tendrá similitudes con el que protagonizó el sindicalista petrolero Guillermo Pereyra, se realizará un día antes de la reunión de Consejo Directivo de la CGT, que podría ponerle fecha a un paro nacional. Será también un día después de que las dos Centrales de Trabajadores Argentinos, hicieran lo propio este martes y definieran al próximo 30 de marzo como el día para la primera huelga nacional contra la política económica del gobierno de Cambiemos. 

Mientras Hugo Yasky y Pablo Micheli anunciaban la medida junto al titular de SUTEBA Roberto Baradel, los ministros Triaca y Cabrera realizaron las primeras cuatro "reuniones sectoriales de la Producción y el Trabajo" con la Unión Obrera Metalúrgica, la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado (UTICRA) y los sindicatos de Empleados Textiles de la Industria y Afines (SETIA), de Obreros de la Industria del Vestido y Afines (SOIVA), Único del Calzado (SUC) y el gremio Obrero de Cerámica, Porcelanas y Azulejos (SOCRA). Del otro lado del mostrador estuvieron Triaca, Cabrera, el viceministro de Trabajo Ezequiel Sabor y los secretarios de Comercio Miguel Braun, y de Industria Martín Etchegoyen. Cada mesa fue por separado y continuarán la semana próxima con representantes de las cámaras empresariales de fabricantes de calzado, textiles, ceramistas y metalúrgicos. Cuatro sectores golpeados por la recesión, las importaciones, el cierre de plantas fabriles y el despido o suspensión de sus operarios. En todos los casos, los funcionarios comprometieron financiamiento para reconversiones productivas y "otras herramientas", como una ampliación de los subsidios REPRO, que la cartera de Triaca redujo drásticamente con una serie de resoluciones que multiplicaron los requisitos para que los trabajadores daminificados pudieran solicitarlos.

A la salida de las reuniones, Cabrera atajó el impacto de las reuniones y negó que hubieran sido convocadas para frenar el paro que podría decretar la CGT el próximo jueves. Sin embargo, concentró los detalles en el anuncio de este miércoles: "vamos a firmar con SMATA y la UOM el acuerdo de un millón de autos, hay 3.500 millones de dólares de inversión, y donde va a haber una cantidad de empleo muy importante en los próximos años". Según detalló este martes La Nación para reflejar la estrecha relación de Pignanelli con Cambiemos, pero sin hablar del inminente anuncio, "el proyecto propone aumentar progresivamente el porcentaje de autopartes nacionales que deben contener los vehículos producidos en el país. Hoy las piezas nacionales representan alrededor del 20%. La iniciativa prevé elevar la proporción a 30% en cuatro años y llevarla hasta 55% en 10 años". 

Mientras Macri se muestre con la UOM y SMATA, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y Barrios de Pie, entre otras organizaciones, relizarán "una jornada nacional de lucha con manifestaciones y ollas populares en distintos puntos del país contra la política económica del Gobierno". La medida implicará el corte total del Puente Pueyrredón y otros accesos a la Capital. Se realizará en todo el país, con 14 puntos centrales a nivel federal, en reclamo de la inmediata aplicación de la Ley de Emergencia Social que el Gobierno reglamentó el viernes pasado para evitar la jornada nacional que había sido prevista para el este lunes. "Mantenemos la medida porque no han aplicado la ley, sólo han especulado con la reglamentación", explicaron desde la CTEP a Letra P. 

La previa al plan de lucha nacional se vivió este martes en la Avenida 9 de Julio y Belgrano, frente a la cartera de Desarrollo Social que conduce Carolina Stanley. Con un corte total de la avenida más grande de la capital, acamparon el Sindicato de Trabajadores Independiente de la Construcción (SITRAIC) y el Polo Obrero, mientras que el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el MTD Aníbal Verón, la FOB y la Corriente Clasista René Salamanca (CCRS), anunciaron que el piquete es "por tiempo indeterminado". 

Mar de fondo

El trabajo "sector por sector" que implementan Triaca y Cabrera no encierra grandes novedades. Cada sindicato de actividad ha llenado los escritorios de ambos funcionarios con advertencias y reclamos para evitar el cierre de fábricas y contener la importación que los perjudica, pero que los funcionarios se niegan a llamar "indiscriminada". A diferencia de dos semanas atrás, el escenario empeoró con el posible cierre de la cooperativa lechera SanCor y con la agudización del conflicto salarial con los docentes a nivel nacional y especialmente en Provincia y Ciudad de Buenos Aires. Los maestros transitan su segunda semana de paro, con dos convocatorias nacionales de huelga por delante, mientras las negociaciones paritarias recién comienzan y la mayoría de los gremios reclama entre 12 y 17 puntos por encima del techo del 18% que intentó imponer el Gobierno y que fue quebrado por el gremio de bancarios.

Coment� la nota