Más de 5 horas de bloqueo al ingreso al Parque Industrial

Más de 5 horas de bloqueo al ingreso al Parque Industrial
Con un conflicto de larga data, unos 60 trabajadores de la firma Impresores bloquearon el ingreso principal al Parque Industrial de Pilar durante más de 5 horas.

Los manifestantes reclaman persecución sindical, mejores condiciones laborales y la reincorporación de uno de los activistas despedidos.

El conflicto comenzó en marzo último, cuando se constituyó la comisión interna y denuncian que en 18 meses fueron 60 los trabajadores echados por la firma.

A las 9 de ayer, los operarios que desde hace una semana bloqueaban el ingreso a la planta, decidieron cortar el acceso del Camino Provincial, Arturo Frondizi.

El piquete fue levantado pasadas las 14.30, con la presencia de Gendarmería Nacional en el lugar.

“Había orden de desalojo y decidimos levantar antes de que se efectivizara”, contó uno de los dirigentes de la comisión de trabajadores, Alejandro Galarza.

Los manifestantes, esperaban una resolución que llegara desde el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, pero quienes fueron hasta La Plata les aseguraron que el reclamo no tuvo definición favorable.

“La empresa sigue firme con su postura”, remarcó Galarza que aseguró: “decidimos un cuarto intermedio y retomar nuestras tareas con normalidad”, remarcó el trabajador.

Medidas

Mañana, los trabajadores harán una asamblea en la planta del complejo fabril local para definir los pasos a seguir.

El jueves habrá una nueva audiencia en la capital bonaerense: “seguimos con el dialogo abierto intentando llegar a un acuerdo”, explicó Galarza.

Según los trabajadores, en lo que va del año ya fueron 14 los despidos y totalizan unos 60 en los últimos 18 meses.

“La empresa asegura que los despidos son por reestructuración, pero sabemos que es por persecución sindical”, aseguró Galarza y agregó: “hay muchas actitudes antisindicales dentro de la empresa”.

Según el referente de los manifestantes, no descartan tomar nuevas medidas de fuerza ante la continuidad de la empresa de no reincorporar a uno de los integrantes de la comisión interna, Diego Miranda.

Fallos sin precedentes en el distrito

La Justicia ordenó reincorporar trabajadores

En dos fallos sin precedentes, el Tribunal de Trabajo de Pilar ordenó la reincorporación de dos trabajadores que habían sido despedidos por su actividad sindical.

Uno de los casos ocurrió en un local gastronómico de un shopping, el otro en una empresa multinacional del Parque.

Los abogados que llevaron adelante ambas causas, Juan Carey y Germán Álvarez, aseguraron que los despidos fueron “claramente discriminatorios”.

Una de las sentencias ya quedó firme y la empresa decidió tomar medidas extremas, mientras que la otra llegaría a la Corte bonaerense.

Pese a que en el local que lleva como nombre de fantasía Tucson, no había delegado sindical, María Laura representaba a sus compañeros y llevaba adelante los reclamos salariales y de mejores condiciones de trabajo.

Repentinamente y sin motivo, la joven fue despedida, luego de que presentara nuevos reclamos.

La empresa, señaló que se debía a una reestructuración dada por la merma en las ventas del local, pero pese a las excusas fue la única medida adoptada con ese fin y no siendo María Laura la empleada con menor antigüedad.

La mujer recibió la novedad junto con la promesa de indemnización, que no llegó.

En las últimas horas y tras la reincorporación de la joven el local cerró sus puertas. Trabajadores temen una connivencia entre la firma y el sindicato gastronómico, ya que desde este último estarían señalando que por “culpa de la reincorporación de la trabajadora el local cerraría sus puertas en forma definitiva”.

El otro caso aún espera resolución. Corresponde a la orden de reincorporación de Jesús Humaño en la multinacional Tigre, en un hecho similar donde el trabajador tomó las riendas de un conflicto dentro de la planta sin representación de delegados sindicales.

Humaño fue despedido alegando que había bloqueado el ingreso a las instalaciones de la firma. Pero este dictamen aún no está firme y fuentes de la empresa aseguraron que llevarán el caso a la Corte bonaerense para que se resuelva.

De quedar firme la sentencia, el trabajador deberá recibir en forma retroactiva los salarios de los meses que la firma no acate en el dictamen.

Comentá la nota