Con 72 horas de paro, docentes no inician las clases en la UNT

Con 72 horas de paro, docentes no inician las clases en la UNT

Los educadores buscan “advertir” al Rectorado para que se satisfagan los reclamos La decisión de no iniciar las clases se impuso por amplia mayoría a la moción de hacerlo. Voces pedían ir a un paro “duro”

Docentes de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) resolvieron no iniciar las clases este lunes en las facultades y en las escuelas experimentales. Por mayoría, se impuso la moción de un paro activo de 72 horas, que incluirá una movilización a las 9.30 del lunes, a las puertas de la escuela Sarmiento (Virgen de la Merced 29). A esa hora, en ese establecimiento, está prevista la presencia de la rectora, Alicia Bardón, para presidir el acto de inicio de clases.

Se trata -de acuerdo a lo precisado en el debate y en la moción- de una “advertencia” a las autoridades rectorales: según se desgranó de las intervenciones, si aquellas no satisfacen los reclamos que les competen endurecerán las medidas de fuerza.

Los educadores afiliados a la Asociación de Docente e Investigadores de la UNT (Adiunt) presentan dos pliegos reivindicativos. Uno incluye puntos cuya resolución depende de la Nación: urgente reapertura de las paritarias, 40% de aumento salarial y un básico de $ 11.000 para el cargo testigo (auxiliar docente). El otro enumera exigencias cuya satisfacción corresponde a las autoridades de la UNT: que el Rectorado continúe pagando el adicional que les abona desde agosto del año pasado, y que, además, incremente el monto; que cumpla con la promesa de pagarles el extra a los ayudantes estudiantiles (sobre la base de que el compromiso asumido el año pasado señalaba que se iba a pagar el adicional a los docentes de grado, y el estatuto de la UNT considera al ayudante como auxiliar docente de segunda), y que se incluya en el estatuto, de manera urgente, la carrera docente y la plena ciudadanía para los preuniversitarios.

Durante la asamblea asomaron, en general, tres posturas: iniciar las clases -algunos docentes proponían aprovechar el tiempo para encontrarse con colegas y sumar fuerza-, ir al paro directamente por tiempo indeterminado, o incrementar paulatinamente la medida de fuerza. De esta última se desprendió la que finalmente se impuso. Participaron de la asamblea poco más de 150 docentes, según planillas de asistencia oficiales.

Alan Rush sugirió que todos los meses del año se haga una semana de huelga. “Como nos pagan menos de lo que merecemos, vamos a entregar menos trabajo”, dijo. Daniel Jiménez, miembro de la comisión de Carrera Docente en la Asamblea Universitaria, propuso que se comience a pensar alguna metodología diferenciada, según el nivel de enseñanza. “Para la primaria podría darse un tipo de paro, para el secundario otro, para el primer año de la facultad uno distinto y finalmente otro para los demás años”, expresó.

La precisión en la información también estuvo en el debate. “Debemos ser claros en anunciar cuáles son las reivindicaciones mínimas con las cuales levantamos las medidas de fuerza”, dijoFulvio Rivero. Algo similar propuso Andrés Mirande: “debemos jerarquizar los reclamos”.

El secretario general de Adiunt, Ariel Osatinsky, señaló, sobre este tema, que las exigencias pasaban por la satisfacción de los puntos que se enumeran renglones arriba. “Es más que razonable pedir que mantengan y que incrementen el adicional; los números hablan por sí solos”, manifestó.

Cambio en el estatuto

Además, se subrayó la inclusión en el estatuto de la carrera docente y de la plena ciudadanía para los preuniversitarios. La Asamblea Universitaria empezó a sesionar el 30 de octubre del año pasado. En sesiones plenarias y en comisiones, el órgano se mantuvo activo desde ese día hasta mediados de diciembre; los últimos días de febrero se retomaron los trabajos en las comisiones. Jiménez defendió la tarea del equipo que integra, y dijo que a principios de abril podía haber dictamen, para que sea debatido durante una sesión plenaria del órgano.

Los docentes, en general, reclamaron que se precise fecha. “Que digan qué día se votarán y se incluirán en el estatuto estas dos reivindicaciones docentes, que llevan alrededor de una década de ser debatidas”, dijo Osatinsky. El dirigente expresó, además, que menos certezas hay en lo que respecta a plena ciudadanía para los preuniversitarios.

Durante los primeros días de la semana que viene, la comisión directiva de Adiunt se reunirá en la sede gremial y fijarán la fecha para la próxima asamblea general docente, que definirá si continúan las medidas de fuerza y con qué metodología.

Comentá la nota