Sin hospitales, bancos y micros en el primer paro al Gobierno

Sin hospitales, bancos y micros en el primer paro al Gobierno
También adhieren a la medida de fuerza la cámara empresaria y los trabajadores de estaciones de servicio. No se pliegan el comercio y sectores de la industria.

Con el trasfondo inocultable de la puja de poder existente entre la presidenta Cristina Fernández y el dirigente gremial (actualmente opositor) Hugo Moyano, Mendoza vivirá hoy la primer medida de fuerza cegetista al gobierno nacional, en los últimos diez años. La protesta no deja de afectar al gobernador Francisco Pérez para quien "el paro es político" y "tienen que ver con una ruptura sindical entre los principales gremios nacionales". No obstante consideró que "siempre tuvimos y seguiremos teniendo buen diálogo (con la CGT que dirige Rodolfo Calcagni).

Será una jornada particular porque, a pesar de que los dos gremios más grandes de la provincia en los ámbitos público (Sute) y privado (CEC) no adhieren a la huelga, todo apunta a que la protesta alcanzará niveles de contundencia a raíz de la adhesión del estratégico gremio de los conductores de micros y ómnibus (Sipemom).

Todo se dará en medio de una puja creciente entre sectores sindicales enfrentados que -sin embargo- comparten el reclamo: la suba o eliminación de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias.

Es que las conducciones gremiales cristinistas o moyanistas difieren sustancialmente de la oportunidad y de la metodología del reclamo. No obstante lo cual -al menos por ahora- mantienen su compromiso de seguir conviviendo dentro de una misma CGT provincial cuya estructura cruje mientras le exigen mayores niveles de elasticidad para evitar quiebres. No obstante, tanto uno como el otro sector cegetista se aproxima cada vez más a la porción afin de la ya quebrada Central de Trabajadores Argentinos.

En la jornada de hoy se vivirá una disputa entre los sindicatos huelguistas (Sipemom, Camioneros, ATE, Ampros, Judiciales, Estaciones de Servicio, Supeh, Fadiunc) y los no huelguistas (CEC, Sute, UOM, Sadop, Frutas Frescas, Alimentación, Petroleros Privados, Atsa, Contratistas, Gráficos, Smata, Spunc).

En medio de este tironeo algunos gremios (taxis, municipales y vitivinícolas) mostraron contradicciones internas entre sectores de conducción que apostaron al paro y otros que propiciaron el rechazo a la medida de fuerza.

"Ningún chofer de micro se presentará en su puesto de trabajo", aseguró el secretario general moyanista de Sipemom, Rodolfo Calcagni.

"Le hemos pedido al ministro de Gobierno (Félix González) que asegure el transporte de pasajeros y el respeto al derecho a trabajar", afirmó el titular de la UOM, Luis Márquez. Ambos son secretario general y adjunto de una CGT Mendoza con dos veredas, en cada una de las cuales se ubican sus dos principales figuras.

El sector moyanista de sindicatos (junto a dirigencia de la CTA que conduce Raquel Blas) apuesta a paralizar la actividad durante la jornada de hoy a través de una ausencia masiva de choferes de colectivos, una adhesión significativa de afiliados a gremios afines o contrarios, una concentración contundente de personas en San Martín y Garibaldi -y de camiones en Uspallata- y un "aporte" adicional de sectores no sindicales (Federación Agraria, Barrios de Pie) con cortes de ruta en Real del Padre (San Rafael); General Alvear, San Martín y -sin confirmar- Mendoza Capital (Zapata y Costanera).

En tanto en el sector cristinista -fortalecido por la reaparición del CEC y de Correos y el acercamiento de la CTA de Javier Guevara- se define a la huelga como "un paro político" (Lucio Quilpatay, Frutas Frescas), un "paro parcial" (Márquez, UOM) y "una medida artera" (Rubén Cepeda, Contratistas). Afirman que "no hay motivos para una acción directa ya que lo que se reclama está en vías de solución" (Elina Scott, Sadop). Y que se trata de "no ser opositores sino oficialista no obsecuente" (Guillermo Pereyra, CEC).

Esfuerzos oficiales

En la Casa de Gobierno se hicieron visibles los esfuerzos oficiales para intentar disminuir la efectividad del paro. El ministro González recordó que la inasistencia significa el descuento del día. La jefa de gabinete de la Dirección de Escuelas, Lidia Álvarez, aseguró que "las escuelas van a estar abiertas porque es un día de normal de clases y el transporte escolar está garantizado".

Agregó que "los docentes que no puedan llegar a la escuela se deben presentar en el colegio más cercano a su casa. Para los alumnos puede ser una falta justificada según sea la situación del transporte".

En ese sentido el secretario de Transporte, Diego Martínez Palau, aseguró que "hemos acordado con Autam y Sipemon la obligación de prestar el 20 por ciento en cada frecuencia". Y comprometió un funcionamiento de la Eptm con frecuencias de una hora y media en el Grupo 11 (Pedro Molina y Unimev), de 20 minutos (Grupo 12, parque), de 25 minutos (Villa Nueva, Las Heras y UNCuyo) y de 35 minutos (Dorrego y Pellegrini). En tanto el ministro de Salud, Carlos Díaz Russo, manifestó que "buscaremos atender como en un domingo".

Comentá la nota