Hospitales y centros de salud vacíos: la gente evitó ir a los centros asistenciales

Sólo asistieron quienes necesitaban atención de emergencia y, en menor número, las personas que no estaban al tanto de la medida. Los directores de esos efectores deben estar presentes a lo largo de toda la jornada.
En la segunda jornada del paro de 72 horas que llevan adelante los trabajadores de la salud, los centros asistenciales lucieron desolados, tanto por la falta de profesionales como por la ausencia de pacientes. Según informaron desde los nosocomios, la población sólo concurre en casos de emergencia, aunque, una vez finalizada la medida de fuerza, las guardias se ven colapsadas.

Al parecer, la población ya se está acostumbrando a los paros que realizan los profesionales del sector, por lo que, ante esa situación, evitan acercarse a los centros de salud.

Las pocas personas que asisten lo hacen ante "una situación de emergencia", como se encargó de explicar Jorge Botterón, director del Centro de Salud N°30, ubicado en Godoy Cruz.

Esto es así porque, a pesar de la medida, las guardias mínimas deben estar aseguradas. Además, la titular de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Raquel Blas, indicó que se solicitó a los directores de cada centro de salud "que asistan a trabajar".

No obstante, las instalaciones de los centros de salud lucían vacías y sólo podía observarse a algunos trabajadores, especialmente a aquellos encargados de la limpieza y de la atención de las guardias.

Asimismo, Botterón aseguró que hay personas que "se acercan porque desconocen la situación", y que otros acuden a los centros debido a que tienen el turno desde hace tiempo y "vienen por las dudas que el médico esté y los atienda".

Por otro lado, una vez finalizada la medida, se presenta un aumento de las consultas que normalmente se realizan, pero "tenemos cómo atenderlos", indicó David González, director del Centro de Salud N°31, de Luján de Cuyo.

El acatamiento

Si bien desde el Gobierno se había precisado que en los centros de salud de la provincia el acatamiento era del 20 por ciento, en una recorrida que realizó El Sol Online, pudo constatar que el ausentismo era mucho más elevado.

"La adhesión, tanto en los hospitales como en los centros de salud, es del 95 por ciento", disparó Blas al ser consultada.

Oportunamente, el director de Centros de Salud de la provincia, Ricardo Miattello, había expresado que en esos efectores de salud el acatamiento ronda "una media del 20 por ciento".

Más allá de la marcada diferencia entre ambos datos, la realidad revela que los profesionales de la salud se plegaron a la medida de fuerza, y que, en menor porcentaje, hicieron lo mismo los demás trabajadores del sector.

Por ejemplo, en el centro de salud que dirige González, el porcentaje de adhesión "ha sido altísimo", ya que "95 por ciento" de los profesionales se sumó al paro, mientras que el resto de los trabajadores sólo se adhirieron en "60 por ciento".

Si bien el acatamiento general parece ser cercano a esas cifras, en algunos centros asistenciales los números son más pequeños.

Así, fuentes del Centro de Salud N° 15, llamado Ejército de los Andes y localizado en Guaymallén, reconocieron que sólo se plegó "70 por ciento de los empleados". Sin embargo, destacaron que "la mayoría de los profesionales no ha venido".

Comentá la nota