No hubo acuerdo y se agrava el conflicto con los trabajadores municipales

Se llevó a cabo ayer una nueva reunión entre las autoridades de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y las del Gobierno municipal respecto al reclamo salarial que vienen realizando los empleados de la Comuna. El resultado no fue positivo. Los trabajadores volvieron al paro. Las partes se volverán a reunir hoy en la tarde en el marco de la delegación de Trabajo.
El Ejecutivo hizo una contraoferta a la propuesta de los sindicalistas sobre el anticipo de 2 mil pesos no remunerativos a pagar en cuatro cuotas hasta la apertura de las paritarias del próximo año. Cabe señalar que, en principio, los trabajadores reclamaban un incremento del 20 por ciento en sus haberes. Las autoridades comunales ofrecieron el pago de 300 pesos como “ayuda extraordinaria” y “por única vez”, que los empleados rechazaron de lleno.

Tras la reunión, que se llevó a cabo en horas de la mañana en el marco de una manifestación con bombos en el interior del Palacio Municipal, bombas de estruendo y quema de cubiertas en el exterior del edificio, en una asamblea, los trabajadores decidieron volver a la medida de fuerza y permanecer en la Municipalidad hasta tanto haya un avance en la negociación que los favorezca.

La propuesta de aumentar el salario un 20 por ciento fue analizada y desestimada desde el principio por el Ejecutivo. Tras evaluar la oferta de los 2 mil pesos no remunerativos hasta febrero de 2013, los funcionarios municipales reiteraron su posición respecto a los recursos existentes del Ejercicio 2012 que está a punto de cerrar. Propusieron 300 pesos no remunerativos extras para fin de año que fue rechazado por los empleados por considerarlo escaso y bajo el nivel de sus pretensiones que se basan en la variación inflacionaria del último trimestre.

“No nos pareció una propuesta seria”, dijo el secretario general, Juan Carlos Zabala tras la reunión con las autoridades municipales. Hoy se presentarán las partes en una audiencia que fue convocada para las 13 horas en la delegación local del Ministerio de Trabajo. Luego de la misma se realizará una nueva asamblea en la que los empleados decidirán las nuevas medidas a adoptar.

Comentá la nota