No hubo acuerdo con los puertos bonaerenses y los bloqueos podrían profundizarse

La negociación con los puertos bonaerenses quedó empantanada y los bloqueos podrían extenderse a Santa Fe. Es por una medida de fuerza impulsada por la Federación de Transportistas Argentinos que exige una tarifa fija para el transporte de cereales y oleaginosas.
No hubo acuerdo hoy entre el gobierno bonaerense y los transportistas y el ingreso de camiones a los puertos de Bahía Blanca, Quequén, Necochea, Ramallo y San Nicolás se mantiene paralizado y hasta podría extenderse al polo productivo santafesino de Rosario.

Los transportistas adelantaron que a partir de las 00:00 del próximo lunes comenzarán a bloquear la totalidad de las terminales portuarias de la zona de influencia a Rosario (Up River).

Las negociaciones quedaron empantanadas tras el fracaso de la reunión de ayer en la que participaron el ministro de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich; el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango; y el director de Transporte, Bartolomé Barreto.

Desde la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra) exigen al gobierno provincial que legalice un piso básico tarifario para el transporte de cereales y oleaginosas.

Hasta el momento la tarifa surge del acuerdo voluntario entre las partes, pero los transportistas le apuntan hacia los acopiadores por acordar un precio con los productores y otro con ellos.

"Queremos una tarifa que se fije por ley ó por decreto y que se respete en toda la provincia de Buenos Aires, como ya ocurre en Santa Fe", aseguró Aristóbulo Berdini, de la Asociación de Transportistas Autoconvocados de Bahía Blanca en declaraciones a la prensa.

Representantes de Fetra denunciaron que los pequeños y medianos transportistas están trabajando con una distorsión aproximada del 30% de lo que deberían estar cobrando. El cuadro tarifario base que rige en la actualidad indica que un transportista tendría que recibir por acarrear una tonelada de cereales, como mínimo a lo largo de 10 kilómetros, 22 pesos.

"Si bien tenemos una tarifa consensuada, los empresarios nos pagan lo que quieren. Para mover una tonelada nos están pagando 18 pesos". Y agregó: "No llegamos a cubrir nuestros costos y encima nuestros insumos, como el combustible, están cada vez más caros", aseguró Miguel Aguilar, presidente de la Asociación de Transportistas de Cereales y Afines por sus Derechos (Atcade), entidad adherida a la Federación que impulsa la manifestación.

Desde comienzos de semana, las entradas a las terminales portuarias bonaerenses están custodiadas por camiones detenidos que no ingresan a cargar cereales ni transportan las materias primas desde las empresas acopiadoras para su exportación. Aunque no cortan la circulación en las rutas, algunos de los trabajadores se encuentran a la vera de los caminos en Tres Arroyos, Azul, Coronel Pringles y otras ciudades entregando volantes a los automovilistas.

Los transportistas acarrean este planteo desde mediados de agosto. Por entonces mantuvieron un encuentro con representantes del gobierno bonaerense y se acordó que antes de las elecciones del 23 de octubre tendrían una respuesta favorable para actualizar el monto. Pero las negociaciones no avanzaron.

Comentá la nota