No hubo acuerdo y se tensa la relación de Camioneros y Trabajo

El Ministerio de Trabajo aclaró que la conciliación obligatoria “retrotrae las acciones al 31 de diciembre de 2011”, motivo por el que 81 despidos de la empresa Camuzzi quedan sin efecto y desarticula las medidas de fuerza de Camioneros.
De todos modos, desde el sindicato salieron a advertir que no fueron notificados de la medida, y harán "todo lo necesario" para que los trabajadores sean reincorporados.

El Ministerio de Trabajo informó que tras finalizar el encuentro entre el gremio de Camioneros y las empresas Camuzzi y Correos del Sur, mantuvo vigente la conciliación obligatoria e instó a las partes “a retomar el diálogo y buscar soluciones”, debido a que los representantes sindicales se retiraron más temprano de la reunión.

"No estamos notificados de ninguna conciliación obligatoria", advirtió el secretario gremial Marcelo Aparicio, y adelantó que harán "todo lo necesario para que los trabajadores sean reincorporados" en sus puestos.

“La conciliación obligatoria dictada oportunamente, que retrotrae las acciones al 31 de diciembre de 2011, sigue vigente”, señaló la cartera laboral, y explicó que “de esta manera, le impide a la empresa efectuar los 81 despidos planteados y, a la vez, al sindicato tomar cualquier medida de fuerza”.

El Ministerio que conduce Carlos Tomada sostuvo que “las puertas de negociación siguen abiertas”, en respuesta a la actitud del gremio que se retiró de la reunión que se realizaba en la sede laboral por el despido de 200 trabajadores en la provincia del Chubut.

La reunión entre autoridades del Ministerio, Camioneros y de la empresa, por el despido de 200 trabajadores en la provincia del Chubut, se reanudó ayer, tras el cuarto intermedio planteado, con amenaza de movilización de por medio.

Al ingresar a la sede del Ministerio de Trabajo, donde se desarrolla la reunión, Pablo Moyano había insistido que "si no hay una solución definitiva, habrá movilizaciones al Ministerio de Trabajo, la embajada italiana y la Plaza de Mayo", y retiraron del recinto antes de que finalice el encuentro.

Junto al hijo del titular de la CGT estaba Marcelo Aparicio, secretario gremial de Camiones, quien confirmó el desacuerdo con los directivos de la empresa trasportadora, y anunció “Pablo Moyano ratificó una marcha a Plaza de Mayo”. De todos modos, habrá que esperar por el presunto freno que imparte la conciliación obligatoria.

Comentá la nota