Hubo acuerdo y los transportistas de granos levantaron el paro

El convenio con el Estado llegó a última hora de ayer, cuando la Fetra ya preparaba cortes de ruta. En los cuatro días de medida de fuerza, el movimiento de camiones fue prácticamente nulo.
San Lorenzo.- Luego de acordar una serie de puntos con la Secretaría de Transporte de la Nación, la Federación de Transportistas Argentinos (Fetra) levantó ayer el paro por tiempo indeterminado que había comenzado el lunes y que paralizó prácticamente toda la actividad agroexportadora de la región.

El acuerdo llegó al final de la tarde cuando parecía que todo iba camino al fracaso, y en medio de anuncios del gremio de comenzar con cortes de rutas.

Dado el impacto que en cuatro días ya había generado la medida y con un oscuro panorama de resolución que vaticinaba considerables pérdidas, en algunas industrias ya se estaba evaluando la posibilidad de parar las actividades operativas.

Cabe recordar que desde el inicio del conflicto se instalaron más de 300 piquetes ubicados estratégicamente en las rutas de las nueve provincias donde la entidad sindical tiene representación. En la tarde de ayer, cuando el clima se había enrarecido con la suspensión de una reunión prevista con el gobierno, el sector ya hablaba de cortes totales y la liberación del paso excepcionalmente para ambulancias y bomberos, por lo que la preocupación era mayúscula.

Sin embargo promediando la tarde hubo una nueva convocatoria en la que estuvo presente el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, junto a funcionarios del Ministerio de Planificación Federal y de la Administración Federal de Ingresos Públicos, además de los dirigentes de Fetra.

En ese marco se sancionaron dos resoluciones de la Secretaría y una de la Afip que destrabaron las negociaciones y dieron pie a un acuerdo para que se levante la medida.

Por un lado, la Secretaría de Transporte declaró al sector de cargas de granos "de interés regulatorio", uno de los puntos básicos del planteo de la federación, y por otro se acordó una tarifa de base para el transporte de granos, quizás el punto central a resolver para destrabar el conflicto.

Por otra parte y ya en un aspecto técnico pero de suma importancia para el sector, la Afip resolvió que esta tarifa aparezca en el Código de Trazabilidad de Granos que viene con la carta de porte y permite fijar el precio en forma automática.

Esto, más la conformación de una comisión de seguimiento para el cumplimiento del acta acuerdo de octubre de 2011, donde están contenidos una serie de reclamos históricos del sector, trajo la solución cuando parecía que el conflicto entraba en un callejón sin salida.

"Una nueva instancia"

Al término de la reunión, Ramos declaró a UNO Medios que "a partir de este acuerdo hemos abierto una nueva instancia de trabajo a los fines de poder solucionar la problemática de este sector".

El funcionario remarcó que "en todo momento hubo una predisposición muy clara tanto de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner como del ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, para que encontremos una solución a este conflicto y nos aboquemos a solucionarle los problemas de este sector".

Por su parte, Valeria Pardo, abogada de la Federación de Transportistas Argentinos sostuvo una vez que culminó la reunión de anoche que "el acuerdo logrado marca un cambio sustancial para el transporte de granos".

"Desde la desregulación estábamos viviendo una situación de ahogo que se volvía insostenible para los transportistas de cereales, un sector que por su complejidad merece un tratamiento especial", consideró la asesora letrada del gremio.

El conflicto de fondo

La Fetra representa a los pequeños y medianos transportistas de granos que constituyen el parque automotor más grande el país.

Desde hace tiempo esta federación viene señalando la problemática del sector a partir de su desregulación en 1991, por la cual las condiciones de contratación de los fletes de granos quedaron libradas a la negociación entre las partes.

Esta situación, según la entidad gremial, ha derivado en la desigualdad de los transportistas para negociar el valor de sus traslados como también las condiciones de contratación, generando una gran depresión en las tarifas.

Convenio 2011

Con este reclamo de base se tomó una medida de fuerza en 2011 que derivó en el acta acuerdo firmada por el ex secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, en la que se acordaban entre otros puntos un piso básico consignado en la Carta de Porte, un plan de mejoras en los accesos a los puertos y un programa de créditos para la renovación de flota.

Asimismo, en el convenio se fijaba la prohibición y control de la fumigación en tránsito, y se exigía la implementación de mejores condiciones de salubridad e higiene en las playas de espera para los camioneros.

Un alto acatamiento

La medida de la Federación de Transportistas Argentinos tuvo un altísimo índice de acatamiento. Si bien abarcó a nueve provincias, su epicentro fue la región centro del país, y el mayor impacto se sintió en las terminales portuarias del Sur de Santa Fe y provincia de Buenos Aires.

  La actividad en los puertos fue muy escasa y las empresas cerealeras trabajaron con lo poco que pudieron cargar antes del paro ya que el stock por estos días no era muy voluminoso debido a que se espera el comienzo de la campaña 2012, con la llegada de la soja.

Pendiente

La CGT San Lorenzo recordó que en 7 días vence el convenio que fija un básico de 5 mil pesos para empleados del Complejo Oleaginoso Portuario Agroexportador, más allá del gremio que integren y pidió para este año un piso de 6.200, aún sin respuesta.

Comentá la nota